Desde un juicio histórico hasta el derrocamiento de un presidente, 500 años (2017) cuenta la extensa resistencia que se ha manifestado en Guatemala, a través de las acciones y perspectivas de la población maya indígena, la cual se prepara para reinventar su sociedad.

El largometraje fue presentado el día de ayer en Casa ITESO Clavigero, como parte de Ambulante 2019. Al terminar la proyección hubo una mesa de diálogo titulada: “Mirando hacia al sur: la lucha de los pueblos indígenas en Guatemala”, en la que participaron Sonja Perkic-Krempl, consultora y parte del equipo de la fiscalía que juzgó a Ríos Montt y Santiago Bastos, investigador de CIESAS Occidente.

Ríoz Montt testificando en juicio en su contra.

La cinta, dividida en tres partes, aborda la lucha de la comunidad Maya Ixil de Guatemala y el juicio por genocidio al expresidente Efraín Ríos Montt, luego nos habla de una larga y paulatina toma de consciencia por parte de la población guatemalteca, ya no solo de las comunidades indígenas, para reclamar la renuncia del presidente Otto Pérez Molina, acusado de corrupción, que es la parte tres del documental.

Otto Pérez Molina

Pérez Molina fue miembro de la fuerza de élite kaibil durante la Guerra Civil de Guatemala y luego jefe de Inteligencia militar en la década de 1990. De allí que comunidades como la Maya Ixil lo consideraran como parte de las acciones militares que reprimieron y asesinaron a cientos de indígenas.

El pasado 17 de febrero, Pamela Yates, directora del documental, dijo que este fue realizado con el fin de investigar el papel de Estados Unidos en el derrocamiento del gobierno de Jacobo Árvenz, en 1954, y el legado de este hecho, a través de dictaduras militares, y cómo una entrevista realizada al general y presidente, Efraín Ríos Montt, sirvió 30 años después como evidencia forense en el caso por genocidio en contra del propio Ríos Montt.

 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here