Foto Lucía Ges

Arun Gandhi, quinto nieto del ícono de la resistencia civil no violenta Mahatma Gandhi, se presentó en el marco de la Feria Internacional del libro de Guadalajara. Comenzó dicidiciendo que es la primera vez que está en México, y se ha sentido tan bien con la recepción que se siente en casa.

Habló de la desobediencia como un principo de resitencia que es necesario aplicar cuando las leyes requieren un nuevo contrato social. Su abuelo, como todos sabemos, fue uno de los protagonistas de la resistencia y desobediencia civil.

Las acciones de Gandhi surgieron inicialmente a partir del odio, sin embargo, cuando lo avientan del tren por su color de piel, él comenzó a preguntarse cómo podria cambiarse esto. Se dio cuenta de que el ojo por ojo no cambiaría nada, entonces empezó a preguntarse por nuevas formas de cambiar las cosas. Fue a prisión y allí leyó sobre el concepto de desobediencia civil. Luego leyó a Tolstoi y cambió su concepto por el de resistencia pasiva. Al tiempo comprendió que eso no tenía nada de pasivo. Entonces pensó en otro concepto en indio y a su movimiento le dio un concepto de búsqueda de la verdad.
La parte esencial de su filosofía era el cambio a través del amor y el respeto.

Un ejemplo de ello ocurrió cuando en 1913 decidió dejar Sudafrica y volver a la India para conseguir su liberación publicó todo su plan de atención. Cuando los sudafricanos leyeron su propuesta, entonces los ferrocarrileros decidieron ir a huelga para conseguir su meta. Él decidió que esa no era una manera no- violenta. No estuvo de acuerdo pues creía que esa manera no coincidia con su Idea de cambiar al otro a través de amor y respeto. Las autoridades se infiltraron, hicieron que la huelga se tornara violenta y el gobierno justificó el uso de la fuerza. Las huelgas se disolvieron y los trabajadores no consiguieron nada y en cambio se llenaron las cárceles. Grandi, en cambio, ideó su estrategia en la no-vio lencia y al gobierno no le quedó más que atender se demanda.
Cuando desechamos cosas estamos realizando una violencia contra la naturaleza y cuando tiramos cosas que otras personas que no tienen recursos no pueden conseguir, ejercemos violencia contra la humanidad, una violencia pasiva.

Miles depersonas se van a dormir sin hambre, esa es la peor violencia que podemos hacer.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here