Autodidacta, expresidiario, tomó su primera fotografía a los 43 años, hoy su trabajo empieza a ser aclamado por la crítica. No, no se trata de un guion de esos que tanto le gustan a Hollywood, es la historia de Donato DiCamillo, un hombre que  sobrevivió al Nueva York de los 70 y 80; que a los 12 años robaba estéreos mientras los otros chicos de su barrio jugaban videojuegos.

DiCamillo empezó a interesarse por la fotografía cuando estaba en la cárcel por cometer un crimen federal, cuando fue encarcelado en el estado de Virginia, en 2006. «Ha sido probablemente lo mejor que me ha pasado. Esta experiencia me ha dado tiempo de reflexionar sobre quién soy», afirma. Estando en la cárcel veía tutoriales de fotografía en YouTube. Allí no podía tomar fotografías, no tenía cámara, pero podemos decir que en la cárcel aprendió la “teoría” que tiempo más tarde pondría en práctica en las calles de Nueva York.

DiCamillo retrata la cara menos glamurosa de la Gran Manzana. «Consigo conectar con estas personas en un plano emocional porque sienten la misma pena que yo, la misma que he sentido a lo largo de toda mi vida, desde que era pequeño. En mi infancia acontecieron muchas cosas dramáticas: caí por una ventana, recibí un disparo… Un montón de vivencias me han marcado para siempre», cuenta desde Nueva York.

Dejamos una selección de su obra.

Grapefruit Diet
The Fringe – Donato Di Camillo

OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here