Fuente: Festival Cervantino

Durante el primer fin de semana de actividades de la 47 edición del Festival Internacional Cervantino (FIC) se han dado cita diversos eventos y diferentes artistas, ¿el rasgo común?: el multilculturalismo. Es importante notar y hacer notar que la temática de este año en el FIC (migraciones) impulsa de manera intensa la promoción de la pluralidad cultural como parte del quehacer artístico y cultural contemporáneo; a continuación te platicamos algunos de los más relevantes hasta el momento.

Inauguración: A Tribe Called Red feat. Lido Pimienta

A Tribe Called Red. Foto: Cervantino.

Mezcla de jazz y hip hop Lido Pimienta y el A Tribe Called Red  presentaron parte de su repertorio haciendo mover el cuerpo a la audiencia en la explanada de la Alhóndiga de Granaditas. Sonidos de metales, cuerdas y una gran voz acompañaron la inauguración del FIC en esta ocasión para recordarnos que el eje del evento serán las migraciones a lo largo y ancho del planeta. Evento que encendió los ánimos y las expectativas de los visitantes al 47 Festival Cervantino.

Mark Eliyahu

Desde Israel uno de los exponentes de la música contemporánea de ese país se presentó en el Teatro Juárez, sede indiscutible del Cervantino, se llevó a cabo el recital del virtuoso Mark Elihayu oriundo de Rusia que permitió a la audiencia escuchar lo más reciente de su repertorio en el que se apreció el alto nivel de este ejecutante. Sin lugar a dudas las reminiscencias a la música de medio oriente tuvieron gran resonancia entre los asistentes al evento que definitivamente se entregaron a un músico promotor de la unidad en Medio Oriente mediante su música.

Guillermo Velázquez y los Leones de la Sierra de Xichú

Guillermo Velázquez y los Leones de la Sierra de Xichú. Foto: Cervantino.

Después de un largo período de ausencia y no precisamente por desinterés en ello, se presentaron Guillermo Velázquez y los Leones de la Sierra de Xichú consentidos del público guanajuatense en el FIC. La explanada de la Alhóndiga se llenó de los sonidos del huapango arribeño que se conjugaron para llevarle a la audiencia una topada en la que Velázquez mostró su gran talento a la hora de rimar y componer improvisaciones en contra de políticos, partidos, instituciones y personajes de la vida pública del Guanajuato y México. El público se entregó de lleno a este artista que lo supo complacer y marcar con ello un exitoso regreso a uno de sus foros consentidos.

Gran parte de la experiencia de este fin de semana en el Festival Cervantino ha girado en torno al problema de los flujos migrantes que se están sucediendo en el país y el mundo; la experiencia de la migración es particularmente una herida en Guanajuato cuna de cientos de migrantes hacia los Estados Unidos –y muchos otros lugares– que se debate entre el chauvinismo y el cosmopolitismo de algunas de sus ciudades. Esperemos que la experiencia estética ayude a impulsar la idea de que dar cabida a la xenofobia sólo lleva al hombre a la demencia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here