Foto: Marlene Morales

Juan Sant es artista de rap, poeta y escritor en lengua totonaca y español. Nació en Terrero Pantepec, sierra norte de Puebla. Migró a la Ciudad de México a los 15 años en donde tuvo su primer acercamiento con la cultura hip hop a través de la música rap en la socialización con los amigos en el barrio donde habitaba. Su inicio en el rap en el año 2003 se debe a la necesidad por escribir y hacer visible su experiencia en la ciudad como indígena.

Juan Sant nos narró sus inicios en la capital, cuando era adolescente y se fue de su pueblo natal a intentar correr mejor suerte que la que deparaba un mundo rural marginado en nuestro país. Habló del encuentro con ese medio inhóspito que siempre son las grandes ciudades, agresivo, donde le bajaban de 5 a 10 pesos los cholos del barrio. La música se convirtió en un refugio, como a tantos les ha ocurrido.

No hablaba español cuando llegó a la Ciudad de México; fue aprendiendo, tal como también lo hizo al componer música. Empezó todo desde cero, totalmente autodidacta. El rap fue el género con el que de inmediato se sintió identificado, claro que conocía la música autóctona, la que escuchaban sus padres, en su comunidad, pero en la ciudad conoció otras, entre ellas el rap.

A mí me gusto el rap porque podía expresar lo que sentía, la rabia, la impotencia ante las miradas, que te ven menos, y son las miradas lo que más duele. Por eso yo hago rap duro porque es lo que me llena.

El rap está construido desde el yo, otros géneros como la banda, se hacen mucho desde el tú.

Trabajó en diversos oficios, todavía lo hace, pues dice que de la música es complicado vivir, que debe sacar sustento de otros medios para justamente poder seguir haciendo música.

Claro que ha regresado a su comunidad, con sus padres. Ellos conocen la música que hace. Cuenta que a su padre no le gusta el rap, pero que prefiere que haga música como esa a que “ande en malos pasos”.

Dice que lo que más extraña de su comunidad es la comida, y lo que no extraña es la pobreza extrema. Lo que no me ha gustado cuando he regresado a su mi casa es ver como a mi madre la ven con el rabillo del ojo aquellos que no son indígenas, entonces me pregunto por qué, si nosotros somos iguales, sentimos, basta de mirarnos menos.

Foto: Vagabunda Mx

Sobre su propuesta musical

Sobre el proceso creativo de sus canciones, menciona: yo sueño en dos idiomas. Escribo en totonaco y en español. Es muy curioso hacer el trabajo de traducción de algunas imágenes o ideas. Hay muchas palabras en totonaco que no tienen una similitud en español, la imagen que crean es difícil de trasladar.

Nuestro trabajo se ha convertido en más cultural que callejero, es contestatario pero no solo en el entorno de la ciudad, sino de las comunidades pequeñas, en mi caso, de las originarias. En cuanto al trabajo de elaboración musical expresa que la burocracia se convierte en el principal problema, hace más pesado el trabajo, lo que lo aligera es el trabajo en equipo.

Trata de no concebirse ni posicionarse desde un producto cultural, ni un producto comercial; no quiere encajonarse en ninguno.

En cuanto al apoyo gubernamental, cuenta: Nosotros no nos hemos acercado a las dependencias de Gobierno, al contrario, ellas ha venido a nosotros, creo que eso comprueba que nuestro trabajo está hablando sobre nosotros.

No debemos esperar que el gobierno va a venir a arreglar las cosas, sino que somos nosotros los que nos las debemos arreglar. Ellos vendrán a quererse adueñar de lo que construyamos, pero si estamos informados, no lo van a lograr.

Su música está más en Youtube, que en Spotify, porque apenas están familiarizándose con esta plataforma él y su equipo.

Los espacios poco a poco se van abriendo. Por ejemplo, estuvo en el Cervantino y también en Cumbre Tajín. Espera que la música originaria vaya construyendo un verdadero público, lejos del mero morbo o una moda pasajera entre ciertos jóvenes.

Las personas todavía escuchan a los artistas originarios por morbo, pero realmente no es música que se llevan a sus casas, no los traen en su celulares, ese es el muro que queremos romper.

Aquí te dejamos una pequeña muestra de su propuesta musical y también puedes visitar su sitio oficial: Juan Sant-Mente Negra

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here