La libertad del diablo, de Everardo González, considerado uno de los mejores documentalistas de México, retrata el dolor de las más de 300 mil víctimas que ha dejado la denominada “guerra contra el narcotráfico”, dentro de las que el director también considera a los victimarios: jóvenes sicarios, miembros del Ejército Mexicano y de la Policía Federal.

El documental no se centra en el tema de desaparición de personas, sin embargo está estrechamente vinculado a él, pues narra desde la voz de las víctimas y victimarios –ocultos por máscaras– en casos de secuestros, torturas y también de desapariciones.

Es un filme que crudo, que sacude, por supuesto que no es un divertimento, pero consideramos que verlo es una manera de ahondar en un tema que está instalándose atrozmente en nuestro país. Fue estrenado en salas mexicanas el año pasado. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here