MUdaL: Música y Transformación Digital en Iberoamérica, estrenó su primera edición este 16 y 17 de Julio del 2020. La plataforma presentó una serie de conferencias, conversatorios y talleres gratuitos donde se reunieron profesionales y agentes involucrados en el medio desde diversas latitudes del mundo para compartir experiencias, dialogar y reflexionar sobre el panorama actual de la industria musical tras la pandemia, así como el diseño de nuevas alternativas. Organizado por: La Feria Internacional de la Música para Profesionales (FIMPRO), Cultura UDG, Circulart, Music Ally y el Mercado de Artes Performativas del Atlántico Sur.

¿Qué presenciamos a lo largo de estos dos días en Mudal? 

Se trazó una ruta que atendía distintos tópicos especializados como: «Promoción y lanzamientos Online en Latinoamérica», «El futuro de la música», «Implementación de herramientas para crear marketing eficiente», «Derechos de autor, transformación de las formas clásicas y la generación de nuevos contenidos», «Música e Inteligencia Artificial», «Música y videojuegos» así como múltiples estrategias de marketing que se están creando para que los artistas conecten con audiencias globales.

La música y los videojuegos

En la conferencia que ofreció Stuart Dredge, editor de Music Ally, colocó al centro la interconexión y las nuevas posibilidades que se están trabajando con la música en los videojuegos, no como un insumo más, sino como un componente detonador en nuevas experiencias inmersivas; una vez que la industria de los videojuegos se coloca como la más importante del entretenimiento y la que más vende y produce a nivel mundial.

El escenario global que ha dejado la pandemia a lo largo y ancho de nuestro planeta, así como ha presentado una serie de fracturas y de crisis también ha generado nuevas formas de producir, de insertarse en el medio, así como estrategias óptimas para vender y conectar con el usuario desde su rol activo y que lo vuelve un elemento más para estas nuevas dinámicas.

Tal es el caso de Roblox, plataforma multijugador en la que los usuarios crean sus mundos virtuales. Se tiene un registro de hasta 120 millones de jugadores cada mes.  Stuart habló de cómo ésta plataforma está conformada por una comunidad en la que la mayoría son niños con edades de entre 9 y 12 años, quiénes crean mundos e infinitas posibilidades pero donde la música es el factor principal, como en Splash, un juego que está diseñada a modo de discoteca, donde el jugador se convierte en un DJ, el cual va creando la música en el momento que está jugando.

El espectro se abre, las alterativas para la industria musical se están modificando fuertemente y el escenario que trajo la pandemia todavía es incierto en muchos aspectos.  Existen ya y no dejará de haber fisuras importantes que afecten directamente al modelo clásico en el que nos acercábamos a la música como productores, creadores, fans, promotores, etc. Pero en este mundo hiperconectado en el que vivimos, la industria musical busca adaptarse de la mejor manera posible, donde las alternativas tecnológicas hasta el día a penas comienzas a cobrar su verdadera potencia.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here