Joaquín Salvador Lavado Tejón, mejor conocido como Quino, autor de la extraordinaria Mafalda, ha muerto hoy a los 88 años, según la informado el diario Clarín.

Justo el día de ayer, hace 56 años, la revista argentina Primera Plana, estrenaba la tira cómica Mafalda. Personaje que se volvería un clásico no solo en Argentina sino a nivel mundial, pues el humor negro, la crítica fina realizada con maestría y bajo la supuesta mirada inocente de una niña, hicieron de Mafalda un icono de la crítica al modelo de la clase media latinoamericana.

Quino, el gran artífice, quien daba forma a grandes interrogantes, cuestionamientos por medio de viñetas sencillas pero potentes, «nació en Mendoza (Argentina) en 1932. Hijo de andaluces emigrados a Argentina en 1919, descubrió su vocación de mano de su tío Joaquín Tejón, pintor y diseñador gráfico, e inició con 13 años los estudios de Bellas Artes en su ciudad natal.

Los abandonó en 1949, decidido a dedicarse a las historietas y al humor. En 1954 publicó su primera página y, desde entonces, ha publicado sus viñetas, dibujos e historietas en diarios y revistas de América y Europa. Con el golpe de Estado en Argentina de 1976, Quino se exilió en Milán. En 1990 adoptó la nacionalidad española y alternó su residencia también entre Madrid y Buenos Aires.

Publicó su primera página de humor en el semanario Esto Es, a partir de entonces empezó a publicar en muchos otros medios: LeoplánTV GuíaVea y LeaDamas y DamitasUstedPanoramaAdánAtlántidaChe, el diario Democracia, entre otros». (La Razón, 2020)

Mafalda

«Mafalda fue creada originalmente por Quino como soporte de una publicidad de electrodomésticos que finalmente nunca vio la luz, quedó olvidada por dos años en una carpeta hasta que fue publicada por primera vez el 29 de setiembre de 1964 en el semanario Primera Plana.

La tira pasó luego al diario El Mundo, donde se publicó hasta el 25 de junio de 1973. Sus libros fueron traducidos a 26 idiomas y solo en Argentina se vendieron más de 20 millones de ejemplares». (La República, 2020)

Somos demasiados los que nos volvimos fieles admiradores de Mafalda en cuanto la leímos. Distintas generaciones se han visto identificadas con aquello que la pequeña niña deja caer en frases sueltas que se convierten en lapidarias respecto a la realidad dispar, donde se hace contrabando con las ideas, el trabajo, la realidad precaria de tantos.

Y además, no solo Mafalda se convirtió en un personaje entrañable, también varios de sus personajes principales: Felipito, Manolito, Susanita, Miguelito, Guille.

Por todo ello, hoy que su creador nos deja pero pervive su creación, las redes, los diarios, los medios, la memoria de muchos, saturan muros y encabezados con dibujos, viñetas, frases, videos o biografías de Quino, el hombre que a lápiz dejó dibujado un mundo crítico del mundo.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here