Foto: Silvia Ibarra Ramos

Dentro de los Foros y Encuentros presentados en la Feria Internacional del Libro en Guadalajara, se llevó a cabo el pasado lunes 2 de diciembre el Foro «Los nuevos retos de las luchas sociales», en el que participaron: Raúl Vera López, Javier Sicilia, Alejandro Solalinde y Norma Romero Vázquez.

La primera participación corrió a cargo de Norma Romero, integrante de Las Patronas, quienes ayudan a los migrantes que cruzan la frontera en La Bestia. Su opinión respecto a la circunstancia actual de los migrantes enfatizó que no ve ninguna diferencia. Las políticas migratorias siguen muy endurecidas, de hecho, están  viendo mayor discriminación. Aspecto que le ha dolido mucho. El militarizar la frontera sur lo único que está haciendo es poner en mayor riesgo a los migrantes debido a que están tomando rutas mucho mas peligrosas.  Antes eran 8000 dólares, ahora son 12000 lo que les cobran los polleros, por ejemplo.

«La migración no la van a parar con muros, es algo que no ven o deciden ignorar los gobernantes». Norma Romero

La situación que vemos con los migrantes también vemos que es la misma problemática con los hermanos indígenas, se van de sus tierras, los hacen irse. Por ejemplo, está muy bien que hayan recibido tan bien a Evo Morales, pero nosotras nos preguntamos por qué los demás migrantes no fueron recibidos de esa manera.

Respecto a su labor, menciona: nos han dicho muchas cosas, me han dicho esa vieja está loca, pues yo quiero seguir siendo loca pero seguir haciendo el bien. De esta manera cierra su primera participación Norma Romero.

A continuación toma la palabra Javier Sicilia, quien responde también a la pregunta sobre qué ha cambiado en 8 años desde que comenzó su lucha. Reitera que piensa lo mismo que Norma, no ha cambiado nada, al contrario, ha empeorado. Ahí están las cifras, que no me gusta hablar de cifras porque son abstracciones que detrás aguardan tanto dolor e injusticias. Estas víctimas es una deuda de Estado, no una deuda de Gobierno, por ello quien toma el poder hereda esa deuda de horror.

La Constitución no bastaba para saldar la deuda, así que debimos luchar por una ley que visibilizara a las victimas. La Ley de protección a víctimas es lo que logramos crear. Sin embargo, Napoleón decía que si quieres que una cosa no funcione crea una comisión. Y es lo que pasa ahora, que esta comisión no está haciendo efectiva esta Ley, que en sí, ya es una vergüenza que se tuviera que poner en marcha. Calderón intentó tapar con esta aprobación de Ley, pero realmente no se hizo nada. Esto se destrabó con Peña Nieto pero sin mayor efectividad.

Todo cambió con el caso Ayotzinapa. Con eso surge la Ley de Desaparición Forzada. Lo que llevó a pensar las desapariciones a modo de muertos y fosas. Pero ahora lo terrible, por poner un caso, es que no hay una política de Estado respecto al SEMEFO. Luego, entonces, descubrimos que entre las fosas que se han descubierto en zonas del Estado, no se diferencian de las de Los Zetas.

Lo que hizo este gobierno hizo fue asumir la responsabilidad moral de estas acciones, es algo que nunca se había hecho. Pero se han creado un buen número de acciones que solo se han vuelto palabras. Los recursos destinados son mínimos, basados en criterios políticos y no en un criterio de las necesidades de Estado.

«No se trata de cuántas balas, ni cuántos abrazos sino de cuánto debemos hacer para construir realmente un Estado». Javier Sicilia

En esta marcha que convocaremos para enero vamos exigirle al gobierno por la unificación de este país no por crear distinciones y separaciones que violentan con denominaciones decimonónicas como las de fifís o conservadores.

“Hay algo peor que el odio, el amor abstracto”, dice Camus, a quien cita Sicilia. Quien también menciona que esta marcha es para decirle al gobierno que por qué desecho su propuesta. Y al narco le vamos a decir que estas son nuestras calles, que estas son nuestras casas, nuestros hijos, nuestras  mujeres, nuestros hermanos, que no vamos a permitir que a estas calles las conviertan en rastro.

A continuación toma la palabra Raúl Vera López, responde a la  misma pregunta sobre qué cosas han cambiado desde el 2012, cuando recibió el galardón Corazón de León, reconocimiento otorgado por la Universidad de Guadalajara –como lo han recibido todos los participantes–. Responde que existe una violencia estructural por parte del Estado al hacerse intervenciones que son una simulación respecto a la resolución de las necesidades del país. El Tribunal Permanente de los Pueblos califica al gobierno como un Estado criminal que está utilizando al crimen organizado para consumar acciones criminales como son el homicidio y la desaparición forzada. Entonces, lo que hace falta remover la estructura gubernamental.

«No es cualquier cosa arreglar a México. Están bien las buenas intenciones, pero no bastan para transformar las cosas». Raúl Vera

Finalmente, toca turno a Alejandro Solalinde. Hace un recuento desde el 2012 hasta hoy, donde menciona la caravana de la que formaba parte y que estaba luchando contra un gobierno de los más corruptos que ha existido. Hoy, dice que el movimiento migratorio, como dice Norma, no va parar. Y el gobierno actual, aunque sí está haciendo cosas nuevas, pero no tiene experiencia en el tema. No ha mostrado una postura realmente fuerte por parte de la cancillería ni por el gobierno.

«Trump le ha declarado la guerra a los migrantes, pero no la va a ganar». Alejandro Solalinde.

Ve un México que ha heredado un país sumido en el desastre, que si el gobierno no sabe atender a la opinión pública no va a realizar lo que el país requiere.

No es fácil cambiar en un año las cosas. Pero sí dice que ve un cambio sustancial respecto al jefe de gobierno, pues al presidente actual no le gusta el dinero, y no es corrupto. Está separando el gobierno de los poderes fácticos de la dinámica oligárquica. Tenemos al primer presidente que tiene como gobierno al pueblo, señala. Ahora, el pueblo también tiene una corresponsabilidad con el cambio que requiere el país.

Para finalizar, cada integrante de la mesa ofreció una proyección de lo que consideran son los aspectos que le esperan a los movimientos sociales frente a la realidad que se está viviendo.

Galería de imágenes:

Fotografías: Silvia Ibarra Ramos.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here