El fin de semana el Festival Internacional Cervantino (FIC) ofreció a los visitantes una gran muestra sobre la cultura de los Balcanes. Vagabunda se dio una vuelta en diferentes espacios teatrales de la ciudad de Guanajuato y tuvo la oportunidad de acercarse a la muestra de eventos de los artistas balcánicos y apreciar su gran fuerza expresiva.

El Viernes 20 en el Teatro Principal se presentó ¡Maldito sea el Traidor a su Patria! , que es una representación teatral de la compañía de la ex Yugoslavia Teatro Mladisnko. Esta compañía se había presentado con antelación en el FIC y es una de las consentidas por parte de los amantes del teatro en este festival.  Obra de carácter denso ofreció impresiones acerca de una generación que aún no sana de las heridas del conflicto bélico que dividió a los Balcanes en diferentes países tras la desintegración de Yugoslavia. Con un formato poco usual, el Teatro Mladinsko logró cautivar a sus espectadores y reafirmar su carácter de favorito de los guanajuatenses y visitiantes al FIC.

El sábado 21 se presentó en el Auditorio del Estado el Ballet del Teatro Nacional de Eslovenia Maribor para presentar su más reciente producción intitulada Sabat Mater así como La consagración de la primavera de Stravinski. Si algo caracteriza al Ballet de Eslovenia es la singularidad de su actuación calificada por el propio FIC como “posmoderna” en la que las formas clásicas de la danza se suman a producciones de talante contemporáneo que lograron el deleite de los espectadores.

Finalmente el domingo 22 se presentó en el Teatro Principal la compañía Scene Mess proveniente de Bosnia-Herzegovina. Si ya el Teatro Mladinsko nos había puesto en un estado de vulnerabilidad los bosnios terminaron con cualquier esperanza nuestra en la humanidad…

Con la obra titulada ¿Qué es Europa? a la que uno vacila de adjetivar como desagradable, repugnante y asquerosa pero también sicalíptica y excitante no se atina sino sólo a señalar que la representación ha sido un espectáculo crudo.

Por las razones expuestas en el párrafo anterior puedo atreverme a señalar a ¿Qué es Europa? como una de las obras de vanguardia que difícilmente veremos en México en algún sitio –por lo menos en el futuro próximo- ya que esta obra no sólo no deja de incomodar al espectador durante sus repulsivos 80 minutos sino que también no le permite ni un solo bostezo. Su trama es tan difícil de superar pero al mismo tiempo tan atractiva justo en relación proporcional al deseo de volver a vernos impresionados nuevamente por estos artistas balcánicos.

La obra inicia con la compañía completa tocando diferentes instrumentos para que cada uno de los artistas ofrezca un monólogo o en ocasiones un diálogo de manera aleatoria. Así la primera intervención no pasa de lo convencional hasta que el primer desnudo frontal golpea al espectador. Cada uno de los personajes ha venido relatando su visión del paso de la ex – Yugoslavia como un producto de la Guerra Fría a las diversas naciones que se han adherido a la Unión Europea. Y aquí la experiencia de la mujer como producto para la “trata de blancas” nos aturde de principio. Y sólo es la primera arista del problema…

Xenofobia, racismo, tortura, violación, asesinato se suceden para recordarnos los convulsos años noventa del siglo XX – años en los que los protagonistas de Scene Mess eran niñosen los que acaeció el conflicto llamado Guerra de los Balcanes. Las imágenes teatrales, los diálogos, la música se conjugan para conducirnos a un ambiente cercano al infierno mismo. Si algo queda muy en claro es que para los habitantes de la península Balcánica (llámense croatas, bosnios, serbios, eslovenos, montenegrinos o macedonios) el conflicto aún no se ha superado y sigue siendo una obsesión.

Para finalizar recordemos unas palabras de Alain Finkielkraut sobre el tema: “¿Quién, sin obscenidad, puede afirmar hoy que se ve en la feliz imposibilidad de hacer daño? Sabemos que todo es posible y que la humanidad del hombre no tiene que ver con una naturaleza ni una cultura sino que responde a un juego de condiciones necesarias y frágiles” (2000: p. 105). Scene Mess nos recuerda que el juego del fascismo y la justificación del exterminio del otro está ahí latente… ¿o no es lo que nos mostró la reacción a la caravana migrante?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here