Sonido Gallo Negro

Sonido Gallo Negro, la banda mexicana que retoma las raíces de la música tropical psicodélica, estrena sonidos y visuales inspirados en la cotidianidad vivida durante el confinamiento del 2020. Luego de haber grabado en 2019 “Unknown Future”, en el que todo el arte estaba relacionado con las máquinas, botones, discos de medición, el fantasma en la máquina, haciendo referencia a lo que pasaba en la música y ante la imposibilidad de los conciertos en vivo en 2020, la banda decidió volver al estudio a componer y grabar nuevas canciones.

El nuevo trabajo discográfico se compone de once temas: “Cumbia de las Plañideras”, “Bufo”, “Mambo del Fierro Viejo”, «Cumbia Triste» (Polibio Mayorga) ft. Grupo Kual?; «Yanga» ft. Silvie Henry; «The Model» (Kraftwerk) ft. Ernesto Mendoza, «Mini Skirt» (Esquivel) ft. Zianya González; «Silbadora» ft. Molly Lewis; «Tarántula» ft. Molly Lewis; «Planet Claire» (The B-52’s) y «Fantasmagoría».

«Paganismo», el nuevo material discográfico de Sonido Gallo Negro

El universo de inspiración del que se nutre Sonido Gallo Negro es cada vez más diverso, lo que hizo necesario un Paganismo sonoro y visual inspirado en la cotidianidad extravagante, como es el caso de la canción: «Cumbia de las Plañideras», que rememora el particular y antiguo oficio de mujeres que, por una suma de dinero asisten a llorar a funerales de desconocidos o «Mambo del Fierro Viejo», el cual germinó del insistente pregonar que circula a diario en la ciudad y que se volvió preponderante cuando por las restricciones sanitarias la ciudad guardó silencio.

Guitarras, órganos excéntricos, sintetizadores análogos, theremin, son algunos de los elementos de la música lisérgica de esta agrupación. Propuesta de rareza exótica que gusta vestir su música con aires esotéricos que alteran la percepción y obligan a bailar hasta el agotamiento acompañados de hipnóticos visuales realizados en vivo por el Dr. Alderete. Este 2022 cumplen 12 años de trayectoria en los cuales han tenido múltiples giras europeas y americanas visitando 20 países y más de 50 ciudades. Cuatro discos de estudio, uno en vivo y colaboraciones especiales han hecho de la banda una de las más representativas de la Ciudad de México.

La entrevista

Conversamos con Gabriel López, guitarrista, sobre su más reciente producción discográfica «Paganismo», así como de su próxima visita a Guadalajara entre otras particularidades y esto fue lo que nos compartió:

Gabriel, ¿eres supersticioso?

Gabriel: Sí, claro (risas)… pues no sé si sea superstición, pero el hecho de estar abarcando una temática pagana, un tanto sobrenatural, desde el inicio de la banda, nos ha obligado a estar abiertos a este tipo de cultura y creencias porque se necesita cierto grado de percepción y entendimiento para poder ahondar en el trasfondo de todas estas prácticas culturales, de dónde vienen y por lo tanto, crear de una mejor manera las canciones. Es muy importante, por ejemplo, cuando haces una rola como la de “El mercado de los brujos”, o de un Chaneque, tener un contexto, no nada más ponerle un título por ocurrencia y ya decir que ahí está la cumbia de satanás (risas) y creo que desde ahí viene la potencia en las canciones de Sonido Gallo Negro, imprimiéndole esta solemnidad pero que sea real, que esté creada bajo un sustento y no sólo por nombrar o por hablar de cuestiones nada más porque sí. Es entender, involucrarse, saber desde dónde viene todo sobre lo que hablamos y cómo tiene que ver directamente con los procesos culturales de nuestro país.

Trascender a ciertos ritmos, fue un proceso de aprendizaje, complejo o una consigna clara de que había que generar una propuesta totalmente distinta?

Gabriel: Cuando hicimos Sonido Gallo Negro era por un hartazgo hacia el protocolo del rock, de cómo lo habían absorbido las empresas o por MTV. Ya no se nos hacía innovador y fue ahí cuando comenzamos a tomar los ritmos latinos, tropicales, como manera de escape. Si es cumbia, si es un danzón, o un bolero, siempre nos vamos a manejar por un sentido musical y artístico. Y de alguna manera eso nos distingue, es una especie de sello que ha generado la banda.

¿Cuál es el vínculo entre la gráfica popular y el sonidero y cómo es que lo trabaja Sonido Gallo Negro en su proceso creativo?

Gabriel: Bueno, la gráfica popular creo que es tan de nosotros como las tortillas, ¿no?, entonces en nuestro caso, la evolución de la gráfica de Sonido Gallo Negro a cargo de Jorge Alderete, siempre tieneun propio estilo pero es algo que también nos representa musicalmente porque no se finca sobre ciertas tendencias, sino que siempre hay una propuesta y normalmente es opuesta a lo más común, por lo tanto creo que esto también es lo que nos ha dado vida en todo este tiempo. El no dejarnos influenciar por cualquier cosa, sino que también vamos sembrando otro camino distinto y eso definitivamente impacta en nuestro andar artístico. Es un lujo que podamos tener este tipo trabajo gráfico como es el de Jorge y por tanto tiempo, no es lo más normal, que una banda dure tanto tiempo con el mismo artista gráfico. Porque de alguna manera es tan necesario lo que Jorge suma a la banda que es como si fuera un instrumento más. Y nosotros siempre abogamos por esto en todos nuestros shows, que cada presentación de Sonido Gallo Negro sea un show íntegro y es lo que estamos llevando a Guadalajara también en esta ocasión.

En “Paganismo”, cuéntame sobre esta exploración de otros ritmos dentro de la misma gama de la música tropical

Gabriel: Sí, de alguna manera ya habíamos hecho mambos, y ahora está el “Mambo del fierro viejo”, “Bufo”, que es otro corte de cumbia amazónica. «Yanga», tiene sonidos influenciados por el bulerengue colombiano pero también tiene este corte de música de costa chica y sobre todo de la esencia afro de México. Tiene ciertos guiños y el concepto de Yanga también está basado en esta onda afromexicana que básicamente está olvidada. Digo, sí existen por ahí en la música veracruzana, pero algo más primitivo, más salvaje fue justo lo que quisimos imaginar y justo es lo que quisimos imaginar y a partir de ahí el cómo hubiera sido una música más trival de esos tiempos cuando Gaspar Yanga se alzaba contra los españoles…

Ahora en su próxima visita a Guadalajara, ¿también hay un cierto coqueteo con los venues?, lo menciono por el lugar en el que se presentarán.

Gabriel: Sí, de alguna manera nos gusta buscar lugares con cierto misticismo, que tienen cierta carga de representación porque muchas veces lo venues ya conformados son estériles, porque justamente ya están destinados a un protocolo de venta, entonces nos gusta jugar con eso, reinventar sitios que no son precisamente sitios de música indie o emergente y revestirlos. Obviamente todo esto es un sacrificio y un riesgo, pero es bastante chido y lo vamos a seguir haciendo. Este es el primer intento en Guadalajara y ojalá podamos concretarlo más seguido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here