Madre bañando a su hijo

0
El desnudo hijo dentro de la imperial bañadera de hierro llena de agua. Un despintado banquito de tres patas, al lado. Y una canasta con jabón de tocador de coco, esponja, sales de baño...

El Encuentro Internacional de Cuentistas cumple quince años

0
Con la intención de invitar a los lectores y a los editores a revitalizar el placer por leer y promover el cuento, la Feria Internacional del Libro de Guadalajara creó hace quince años el...

Un hombre con los ojos rojos

0
Un hombre bajo, de voz grave me detuvo al regreso de la pensión de ancianos donde está mi madre. Me preguntó por la calle 1, y dónde exactamente estaba la parada para tomar el...

La lentitud

0
La escena fue sutil porque ambos eran dos caballeros. De modo que sustraigo a la mirada todo aquello que acompaña a un encuentro entre dos amantes que se desean para luego sentir la satisfacción...

Una cajita pintada con tinta japonesa

0
Nada lo mantenía en calma. Ni siquiera que le enviaran las compras a domicilio. Ni siquiera no salir a la calle. Ni siquiera permanentemente pasarse alcohol en las manos. Ni siquiera ventilar la casa....

Templo

0
Este hombre (el hombre que voy a narrar, quiero decir) era un hombre de mar. Y era un hombre de la noche. O, mejor dicho, era un hombre de la dicha. Velaba, leyendo libros...

Un encuentro pendiente con Marguerite Yourcenar en Petite Plaisance

0
A mi hija Emilia, en libertad Llego a Maine con retraso. Debo todavía atravesar la zona boscosa hasta llegar a su casa. Me esperaban después de almorzar, para que viera el jardín en todo su...

Film

0
Una joven dama argentina casada se halla con un mexicano licenciado en abogacía. Tienen un hijito y una mansión en ciudad de México. Ella era cancionista de tangos hasta que se produjo su enlace,...

Tinta china

0
En la China hay dragones rojos que bailan alrededor de farolas encendidas. Los príncipes y las princesas obedecen los mandatos de sus padres, los emperadores, que siempre son anticuados, caprichosos y déspotas. Las mucamas...

Caminata

0
No encontró ya qué juntar en el pequeño espacio que la rodeaba. Era la última noche allí, sin pena. El exiguo departamento no mostraba nada de acogedor. Nunca lo había tenido. Y menos ahora...

Tendencias del momento