Foto: Lucía Ges

 Este martes 29 de marzo, fue la primera fecha de las tres que tienen los Auténticos Decadentes para dar concierto en Guadalajara en la Sala Plácido Domingo del Conjunto Santander de Artes Escénicas. Desde el primer minuto, se encendieron las luces y con ellas la fiesta que se apoderó de todo el recinto, un festejo que no tuvo fin en las dos horas de concierto que ofrecieron los argentinos.

Sorprendidos y felices por el entusiasmo de sus fans, los Auténticos en el festejo de sus 35 años, ofrecieron un repertorio digno de recordar. Escuchamos desde los clásicos como: «No me importa el dinero», Loco», «Un osito de peluche de Taiwán» y hasta sus interpretaciones en covers como «Golpes en el corazón» o la de «Oro». Desde las más prendidas hasta las más tranquilas, no dejaron de consentir al público tapatío e interactuar con ellos con su peculiar estilo y al compás del ska.

Cada concierto y cada banda o artista tiene una propuesta única, pero las dinámicas han cambiado, los conciertos antes y después de la pandemia han sufrido modificaciones importantes, y aunque ahora de regreso las bandas y los artistas traen una necesidad de estar en el escenario y permanecer en conexión con sus fans, existe una importante diferencia entre los músicos de trayectoria que se construyeron dentro la vieja escuela, por decirlo de alguna manera.

Una banda como los Auténticos Decadentes, dentro de esta larga trayectoria que los avala, tienen una fórmula muy particular para hacer únicos sus conciertos, porque lo viven a la par de la audiencia, por que esa conexión que establecen no es protocolaria, no es mediada, sino que se desborda y actúan en consecuencia al ver cómo reacciona la audiencia y ahí es donde no defraudan, sino todo lo contrario. 

Un concierto con estas características antes mencionadas, lo disfrutas a la par de todo el que ahí se encuentra, no importa si no eres súper fan, si los conoces poco, si sólo conoces sus mejores éxitos, porque la energía que transmiten en esa fiesta por la música en vivo es lo que los vuelve una banda clásica, que deja para la posteridad anécdotas de disfrute, de satisfacción, porque en cada interpretación te recuerdan porqué siguen dando conciertos e inyectando a la gente desde el primer momento que salen al escenario. 

La fiesta que ofrecieron esa primera noche los argentinos, permanecerá en las mentes y el recuerdo de todos los asistentes, incluido ese pequeño que nervioso y emocionado subió al escenario y se puso a bailar con los Auténticos Decadentes. 

Fotos: Lucía Ges

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here