Foto: Lucía Ges.

Orhan Pamuk, ganador del Premio Nobel de Literatura en 2006, presentó su libro La mujer del pelo rojo, en el marco de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara (FIL) 2018, con la presencia de la escritora Jennifer Clement.

Ante la pregunta de Clement sobre su opinión acerca de la entrega del Nobel a Bob Dylan, Pamuk contestó que fue un error darle el premio, pues el Nobel debe otorgarse a quienes se dedican a literatura como tal. Mencionó que ya varias veces le habían preguntado sobre ello y eludía una respuesta, en primer lugar porque Dylan es muy querido en Estados Unidos, y segundo, porque cuando él era joven era un seguidor de su música. Pero tras dos años del suceso considera que ya puede omitir su opinión.

Acerca de su nueva novela, comentó que la última parte está hecha con una voz femenina justamente para tener una perspectiva distinta, pues la literatura griega clásica, trasfondo de esta novela, pone a la voz femenina de una forma pasiva ante la rudeza masculina.

Habló también de lo que está ocurriendo en Turquía ahora, de cómo la democracia se está desmoronando, así como de los cambios que está teniendo Estambul, la ciudad de la que tanto ha escrito y que ya no es la ciudad de su infancia y juventud. Las transformaciones la han alcanzado y la melancolía que él refleja en su obra ya no concuerda con el ritmo frenético que la alienta hoy. Lo único inamovible es el Bósforo, la naturaleza como agente eterno.

Respecto a lo que está ocurriendo en su país, dijo que no somos esclavos de la historia, que conocerla también es tener el poder de liberarse de ella, así que espera que eso ocurra con el devenir político y social de su país.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here