Para bailar por la calle cuando estamos saturados de problemas y movernos como locos o a la John Travolta, les recomendamos Being No One Going Nowhere, de la banda norteamericana STRFKR, la cual se caracteriza por la creación y mezcla de sonidos electrónicos e indie-rock. Originarios de Portland, Oregón, la banda se formó en el año de 2007. En esta recomendación, hacemos énfasis en su cuarto álbum titulado: Being No One, Going Nowhere.

Les contaré una historia

Todo comienza en un parque público, donde un sujeto está sentado frente a un perro viendo cómo este se corretea la cola, así pasan varios minutos y el can apenas se detiene a tomar un respiro para continuar con su misión. Según sé, los perros corretean su cola por dos razones: diversión o malestar. Ciertamente no sé en qué pensaba el sujeto del parque, pero para mí, como aficionado a las epifanías callejeras, fue una lección tan impactante como burda por su propia naturaleza, pensé: “Seguramente así nacen o se ven los cuentos de nunca acabar”.

Aprender a lidiar con nuestras propias furias es una tarea titánica, no me dejarán mentir. Cuando nos enfrentamos por primera vez a esto, estemos dispuestos a desplegar una cantidad de recursos altísimos, tanto energéticos, anímicos y hasta económicos, por nombrar algunos.

Cierto es, hablamos de todo un proceso personal que como tal no tiene unidad de medición. Ahora pensemos un poco en cómo se siente estar dentro de una gran furia. En el mejor de los casos hablamos de una insatisfacción, no por hacerlas un mal menor, pero confío en que regularmente hay “soluciones” alternativas. Puede que creemos toda una historia que justifique dicha insatisfacción donde puede que hasta señalemos a algunos responsables de nuestra situación: los villanos, hasta que el malestar nos pase y culmine en una batalla interna digna de una clausura cual final de unos juegos olímpicos.

Después de un par de años y de cara a las responsabilidades personales correspondientes a la vida adulta, nos damos cuenta que ante esos “problemas mundanos” no somos tan diferentes a ese perro del parque que corretea su cola. Identificando esta situación de nuestra vida, puede que para nuestra primer reacción ante una dificultad la respuesta sea “bailar como locos por la calle”. Entiendo que suena súper random, pero es que no hay algo tan desconcertante como esperar el caos de la cotidianidad montado en algo parecido a un flashmob o en todo un performance bailando tal cual como John Travolta en Saturday night fever, esto como primicia de que ante las situaciones difíciles, algo se nos va a ocurrir y saldremos adelante.

Por todo ello es que afirmo que para bailar por la calle cuando estamos saturados de problemas y movernos como locos o a la John Travolta, Being No One Going Nowhere, de STRFKR es una opción excelente.

Portada del álbum

STRFKR

Se trata de un disco singular y el más significativo para el vocalista y fundador de la banda, Joshua Hodges, ya que fue en el desierto donde en una especie de retiro creó este disco, su cuarta producción. Una serie de canciones para bailar, llenas de ritmos pegajosos, agridulces y filosóficos al mismo tiempo. He aquí el álbum que nos enganchará sensorialmente de forma inmediata.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here