Fuente: http://mainstream.com.mx/2013/12/13/la-rosa-blanca-o-de-cuando-fuimos-duenos-del-petroleo/

Desde hace ya algún tiempo, el aniversario, festejo o conmemoración de la expropiación petrolera del año 1939 ha caído más y más en el olvido. Probablemente sea debido a que el día es muy cercano al natalicio de Benito Juárez o que a las autoridades no les conviene por intereses políticos o económicos. Al gobierno en turno no le interesa se recuerde una expropiación petrolera justo cuando lo que se ha hecho durante este sexenio es una reforma que privatiza a PEMEX.

Recuerdo que cuando cursaba la primaria, ya hace unas décadas, era seguro que durante estas fechas todos los alumnos deberíamos elaborar una maqueta con pozos y torres petroleras. No sé si se siga haciendo eso o algo similar, pero lo dudo. Desde entonces ha pasado el tiempo y tanto el petróleo como la gasolina han estado presentes en notas de primera plana y en los bolsillos de los ciudadanos, debido a su alza estrepitosa, sobre todo en los últimos años.

Sabemos que el petróleo es una de las principales fuentes de ingreso del país, por lo tanto, un tema bandera de muchos políticos.

El petróleo ha sido la gallina de los huevos de oro para el país, aunque algunos digan que ya no.

Existe una película que habla de las primeras empresas extranjeras que llegaron a México a extraer petróleo. La vi hace tres años, precisamente un día de puente vacacional. Lo que me atrapó fue que te empieza a mostrar el ambiente campestre, lo idílico de las haciendas y el paisaje del campo, cosa que todo citadino anhela para evadirse de su rutina dentro de la ciudad.

La película lleva por nombre La Rosa Blanca (1961), y es a su vez la adaptación de la obra literaria de B. Traven, famoso escritor de relatos costumbristas del México de inicio del siglo XX. La cinta fue dirigida por Roberto Gavaldón, uno de los directores más importantes de la época de oro del cine mexicano. Cuenta la historia de la hacienda Rosa Blanca enclavada en Veracruz, que es constantemente asediada por la empresa Condor Oil –en clara alusión a la petrolera inglesa El Águila– debido a que contiene grandes yacimientos del mineral negro. Nos muestra las artimañas y artificios con los que se valieron –y lo continúan haciendo hoy– las grandes corporaciones para forzar a los dueños a vender sus tierras.

Fuente: http://www.wikimexico.com/articulo/Rosa-Blanca-el-oro-negro-y-la-censura

El elenco de la película es de primer nivel, cuenta con la participación de grandes actores de la época de oro. Empezando por Ignacio López Tarso, quien encarna a Jacinto Yáñez, dueño de la hacienda, quien  representa la percepción que se tenía del mexicano: honrado, trabajador, intachable, pero a su vez, ingenuo y que cada que viene un extranjero a nuestras tierras lo recibe con los brazos abiertos.

Reinhold Olszewski interpreta el papel del presidente de la corporación Condor Oil, quién tiene sus oficinas en uno de los edificios más espectaculares de Los Ángeles, en Estados Unidos. Tenemos en él la representación del “gringo”: fanfarrón, ávido de poder y riqueza, y que se imagina a los mexicanos como indios con taparrabos.

Rita Macedo interpreta a Carmen, la abnegada y trabajadora esposa de Jacinto, quién conoce a su marido e hijos mejor que nadie. Alejandro “el chicote” Cianghuerotti, en el papel del Acalde del pueblo y una espectacular y bellísima Christiane Martell, la frívola esposa del magnate petrolero a la que solo le interesan las joyas y la socialité.

La película fue filmada en 1961 pero debido a su controvertido contenido sufrió la censura del gobierno de Adolfo López Mateos. Se convirtió en una más de las consideradas películas “malditas” del cine mexicano. Fue estrenada 11 años después, en 1972.

La censura fue impuesta porque en aquellos entonces lesionaba muchos intereses de políticos y empresarios –para variar–. Además, surgió el rumor de que a Miguel Alemán Velasco, hijo del ya entonces expresidente Miguel Alemán Valdés, no le gustó la idea de que todos vieran a su esposa Christiane Martell en un provocador y espectacular babydoll negro.

La película cuenta también con un extracto de la grabación del mensaje radiofónico que hizo el entonces presidente Lázaro Cárdenas a la nación, anunciando que todas las posesiones de las empresas y corporaciones extranjeras pasaban a manos mexicanas. Al ver esta escena no pude evitar sentir emoción, sólo que se esfumó muy rápido al volver a la realidad que hoy tenemos sobre el oro negro.

Es curioso pensar que en su época fue una película prohibida y en la actualidad tan sólo basta entrar al internet para poder verla. La cinta mantiene una actualidad impresionante, sólo que el blanco y negro, Logan o cualquier película en Netflix impide que vuelva sobre ella la censura:

No se censura lo que ya no se ve.

Es una película ideal para conmemorar la fecha viéndola este fin de semana. También puede servir como recurso didáctico si se requiere recordar a las nuevas generaciones sobre el 18 de marzo, fecha que se trata de llevar al cajón del olvido, no vaya a ser que sigamos preguntando, insistiendo y exigiendo por la  gallina de los huevos de oro negro.

 

Filmografía

Gavaldón, Roberto. (1961). La rosa blanca. México: Clasa Films Mundiales.

 

Para ver película completa:

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here