Ante un lleno total y bajo el estándar de seguridad e higiene que los tiempos exigen, con motivo del año que inicia, la sala Plácido Domingo del Conjunto Santander de Artes Escénicas, albergó a la Orquesta Sinfónica Sinaloa de las Artes, bajo la batuta del maestro  Miguel Salmón Del Real, que festeja sus 20 años de creación y  tuvo como invitada de honor a la joven violinista Anastasiya Petryshak, de origen ucraniano, quien visita por primera vez visita nuestro país y al también joven tenor mexicano Leonardo Sánchez.

Foto: Jaime Martín

Se dio la bienvenida al nuevo año y al nuevo sol que acompañará este 2022, bajo un repertorio cuidadosamente seleccionado con diversas piezas de compositores internacionales tales como Shostakovich, Vivaldi, Ravel, Korsakov, Strauss entre otros. Composiciones festivas y notas alegres, que incluyeron valses tales como el hermoso vals Susana, compuesto por el propio director, polkas, fragmentos de óperas como Turandot y Tosca, que fueron magníficamente interpretadas por el tenor Leonardo Sánchez.

Foto: Jaime Martín

Con su larga cabellera rubia  y ataviada con un vestido amarillo brillante en clara alusión al sol, Anastasiya Petryshak llevo a cabo su delicada ejecución, y el sonido diáfano de su violín interpretó Invierno de Antonio Vivaldi. Desde muy niña, Petryshak hizo de la música su bandera, su gran preparación la ha llevado a presentarse en prestigiosos escenarios alrededor del mundo y gracias a su formación, se le ha permitido ejecutar instrumentos históricos como es el caso del mítico violín conocido como il cannone, que perteneció al afamado violinista y compositor Niccolo Paganini.

Actualmente es la única persona en el mundo autorizada por la Fundación Stradivarius para tocar todos sus reconocidos instrumentos. Posteriormente el turno fue para Leonardo Sánchez quien es jarocho de nacimiento y lleva cerca de cuatro años viviendo en Suiza para continuar con su preparación, y representa el talento no solo mexicano sino latinoamericano en los circuitos mundiales de la ópera.

Foto: Jaime Martín

Pero la música popular, también tuvo su lugar está noche, pues la orquesta obsequió al público con la interpretación de conocidas piezas de la música vernácula mexicana como  México lindo y querido, en voz del joven tenor, quien con su carisma y frescura sobre el escenario, manifestó abiertamente que por vivir fuera del país, interpretar México lindo y querido le colma de emoción y conminó a  los asistentes a cantar acompañándolo. La orquesta además agradeció a la ciudad que por esta noche la acogió, tocando la muy conocida Guadalajara y cerró con una interpretación de  El sinaloense.

Foto: Jaime Martín

Antes de finalizar, el maestro del Real , dirigió a su público sentidas palabras entorno a los aprendizajes que como humanidad se han  tenido en estos momentos complicados pues ninguna tecnología hasta hoy, ha logrado transmitir la presencialidad de vivir un concierto musical o de recibir los aplausos en un recinto, mencionó; es por ello que se revalorizan las experiencias y aunque los tiempos son complicados, la música debe transmitir un mensaje de aliento y esperanza.

Foto: Jaime Martín


El momento de dar por terminado el recital llegó, pero nadie deseaba abandonar la sala, ni el público, ni los invitados, ni el director, ni los músicos; todos deseaban prolongar el momento, que llenó los oídos e inundó los corazones con música y grandes expectativas para este 2022, y es precisamente para este año que inicia que el Conjunto Santander de Artes Escénicas de la Universidad de Guadalajara propone espectáculos de calidad internacional abonando así a la oferta cultural del Estado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here