Foto: Silvia Ibarra Ramos

El 2021 es un año muy esperado después de un 2020 tan caótico en cuanto al tema de salud, como a nivel socio económico y emocional, donde el confinamiento nos obligó a buscar otras maneras de comunicarnos.
En diciembre, la luz del sol invernar quedaba fuera de las vitaminas que necesitábamos, pues salir de casa nos exponía a contagiarnos, si no, por lo menos el miedo estaba latente. Sin embargo la vida continua y nos adaptamos.
Por su parte, enero, es un mes que se caracteriza por ser frío y contrastante en sus paisajes, así como famoso por significar «la cuesta» económica que año tras año obliga a realizar los pagos anuales que dan sustento a nuestras necesidades cotidianas. A dicha cuesta, este 2021 le agregamos la permanencia del virus, así como sus secuelas en las economías de todo el mundo.
Con esta serie, intento enmarcar la urbanidad geométrica y cotidianidad del centro histórico de Guadalajara con la luz de invierno de estos dos meses.

Foto: Silvia Ibarra Ramos
Foto: Silvia Ibarra Ramos
Foto: Silvia Ibarra Ramos
Foto: Silvia Ibarra Ramos
Foto: Silvia Ibarra Ramos
Foto: Silvia Ibarra Ramos
Foto: Silvia Ibarra Ramos
Foto: Silvia Ibarra Ramos
Foto: Silvia Ibarra Ramos
Foto: Silvia Ibarra Ramos
Foto: Silvia Ibarra Ramos
Foto: Silvia Ibarra Ramos
Foto: Silvia Ibarra Ramos
Foto: Silvia Ibarra Ramos
Foto: Silvia Ibarra Ramos
Foto: Silvia Ibarra Ramos
Foto: Silvia Ibarra Ramos

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here