Foto: Genoveva Arcaute

                         I

Miro el vuelo en la espalda

del que está delante

y entiendo que el avión

va derecho a destino

-el que dice el billete.

La familia hindú tan parca

acepta que la sirva Philip Bentley

sonrisa pelirroja

Hay críos bilingües

con caprichos ingentes

y juegos con sonido

Poco rato en heathrow

fobiataque  y furia

nevisca y retraso

tanto inglés en torno

a mi oreja vinagre

beligerante con todo

azul rojo unionjak

Ágora mal me aqueja

esas lenguas que hablan y sonríen

exceso de velocidad

arrollan el entendimiento

detenerse-repetir

deíctico del dedo -idiota-

en los carteles el escarnio sigue

¿A mí con lenguas?

                   II

Amapolas de Monet

coágulo oscuro en el cuaderno

sangre fresca en la punta de las letras

y el recuadro

Boca del Ródano

viento río amplio

El cuarto de Vincent

magia en tres dimensiones

y tres euros

caja llena de aire respirado

hueco de la cama tibia

-recién salió a pintar-

jaula de turistas

leo: hubo muchos cuartos

llevo éste en la kodak

La silla de paja

El puente de Aviñón, adoquines

y ronda: la pondremos de poeta

Es mayo y Londres,

 la luna-globo de Guillermo

el ojo al cielo abierto

la manta de alquiler

el dream de noche y viento  agita

el velo de Titania y los pétalos de rosa

Barceloneta angosta

quedarse a vivir en la cajita

y su escalera

El payaso en la Rambla

vestido de deshecho

En Bilbo la pesada

laterío de fuste

prestigio en los espejos

todo afuera

los puentes con su músico

el canal

Y no es toda la colección

Título: Arlés. Foto: Genoveva Arcatute

                     III

En el cuarto de hotel

soledad le aconseja

exhalar algo de aire

como hogar en burbuja

de anhídrido sabroso

Desordená la cama

que haga molde tu cuerpo

encogete enroscate más veces

que todas las veces de los perros

Dibujá en la tela

un caracol tu huella

rodillas en el pecho

y el mentón de piedra.

Desparramá tres o cuatro

cositas que sean tuyas

como ofrendas de tumba

paradas en el piso

Ya está podés dormir

si cerrás con metales de domingo

tu memoria

                           IV

                  Barcelona

En el hostel la francesa

corre por el pasillo y llega

primera a la pantalla

se acabó la mermelada de mora

y el jugo de melocotón

Por la noche una alemana nueva

Se hace la gritavíctima con su alemán

y a la mañana ocupan los dos baños

me los dejan llenos de ellos

hay que abrir la ventana 

para que se vayan

Justo al lado, carrer ample

están los dos libreros amables

que tiene barcelona

aceptan los regalos, sonríen y preguntan

Invento el catalán para ellos

-y no me cuesta nada-

Hoy vamos al mercado gaudí

y sus mariscos sagrados

siempre en obra.

Boquería de postre

La ciudad es nuestra

bella y vieja

su alucine gótico amenaza

con grafittis gore

y se suelve en diseño incruento

En la cena hay armas de fútbol

contra los alemanes

batalla con cerveza y catarro

barcelona ganó

pero el conde ramón

en su estatua arrogante

cede en vergüenza eterna

su hambre fraudulenta –

me apellido ruiz allá por mi ascendencia

me veo castellana-

le hago morisqueta desde abajo

saco su retrato con gárgolas de fondo

Y cierro esta carpeta.

Sin título. Foto: Genoveva Arcaute

                       V

Resucitan sudacas

con el cambio imposible

el euro más de cinco

la libra casi siete

resucitan sudacas y en Barceloneta

se mojan las manos

dejan huella en la arena

y miran para atrás ¿adónde queda el África?

comparan el atlántico el barrio de la pesca

las bombonas de gas (ese nombre da risa)

sudacas resucitan

no compran souvenir

apenas la baguette de cada día

contando los centavos

sudacas resucitan

y viajan económico

baño a compartir con desconfianza

resucitan sudacas

ya no existe el exilio

gastan poco y caminan el museo

en día gratis

hoy se roban desayuno

queso y pan en la bolsa

y se van a inhalar los colores

de parc güell.

el no lugar no ha lugar

precisiones

el no lugar  es

común lugar lugar como un

comunizado encierro

el no-lugar es

lugar común

estereo-

tipos de aeropuerto mall en tránsito hacia algo

el no lugar

como un lugar lugar común

es comulgar

jugar

a verse y encontrarse

en dédalo de espejos

sin nombre

hay tantos no lugares

común depósito 

sitios de transporte

en tránsito

adónde quien lo sabe

el no lugar es ese donde estoy

cuando no estás

y el no lugar es ése a veces cuando estás

es lugar de mujer

que comulga en un lugar común

hay muchos

antiguos o vulgares

gates de la prisión y el monobloc

hacia otro estado y otra vida

lugar común jugar

a estar de viaje

al no lugar con el no tiempo

dimensiones de esta vida

Arles de Van Gogh

                        I

El puente sobre el río

bracito de ródano

se levanta en su madera

corrompida pero eterna

imborrable

el tiempo le pasó

y la voiture

es hoy un auto

de la unión europea

con pintor y su carpeta

sus ojos de imagen no pueden evadir

este dilema:

                       hacer el puente o hacer el puente

langlois, el cielo azul

las nubes y cipreses y mimosas

y genistas y una ingente

trepadora tan verde

caso omiso de cables y camiones

no obstruyen el paisaje

aquí estuvo en este aire

es langlois

A Théo le escribó 

sobre cielo que veo

sobre hierba que piso

no soy lavandera

con bonete y canasta

sólo llevo merienda y papeles de viajera

langlois

saco la foto

repito evoco imito encuadre

y los senderos

rozo el tiempo

respiro y aquí estuvo

acá también

la mano de ese loco y sus colores

su luz y su desdicha en bandeja de amarillos.

Título: Amapolas. Foto: Genoveva Arcaute

                                     II

Es el cuarto o no es el cuarto- pregunto

y me dicen que sí

la escalera se empina tan estrecha

entro como en pais de alicia

y el cuarto de van gogh

fuera real en la punta de las letras

Está la cama y la piecera

ese plano frontal con su volumen

y la silla -pietá del que pintó-

y la herramienta de pomo y pincel sucio

-gioconda del pobre de holanda

que quería la luz-

está la caja cara

que robaba a sus hijos la comida

las cartas al hermano

Es el cuarto- pregunto y me cobran la entrada.

Ella dice es el cuarto y la cama deshecha revela

que se ha ido recién y arrugó la frazada

quieto en la escalera  me espera que suba

y espera abajo y me mira subir

vuelve a buscar el color que le falta

siempre falta un color

siempre una palabra

es el cuarto- me jura la encargada

siempre falta una luz

ya le pagué el tiquet  y espío

qué museo tan grande tres por tres

y una escalera estrecha de madera

por qué pagar por eso

por qué pagar por esos zuecos

y el facsímil de su letra y esas firmas

cuando ni siquiera:

hay tres cuartos me dicen

amsterdam y louvre

y blanco y negro apunte en  tinta nada de pastel

hay más hay tantos

como gente  que mire

en la cámara me llevo varios  cuartos

junto a la silla sola que conmueve

-sea o no-

como toda una elegía

Título: Arlés. Foto: Genoveva Arcaute

                 III

         Alyscamps

Ya no cabe un alfiler en Alyscamps

mis pasos con cautela esquivan

esas almas sentadas en la tapa

de los cofres de piedra

afelpadas con el musgo de las religiones

¿qué lugar más concurrido que este cementerio

superpuesto al otro cementerio? ¿y al otro, y al primero?

mi figura vertical pasea con desgano entre los caballetes

de los amigos Paul y Vincent que trenzan con encono

sus verdes sus naranjas sus dorados.

mis ojos ven en los colores nuevos

el verde saciado del ciprés, el verde agrisado

del canal y las centurias, el piedra musgo gris

el pluma azul en abanico de palomas

en la iglesia terminal con su cruz

hay un vacío de cúpula saqueada

las alas figuran un estrépito

la sombra me pasa por encima

hay rumor del canal abierto al cielo

espíritu de Ródano bendice

esta misa pagana de turista

que termina

Título: Alys. Foto: Genoveva Arcature

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here