Ilustración de "Miles en París"

Miles en París es el cómic que cuenta la historia de amor de Miles Davis (1926-1991), icono del jazz, y Juliette Gréco (1927), cantante y actriz, una de las figuras más destacadas del París intelectual de la época. Salva Rubio y Sagar Fornies son los creadores de esta historia de música y pasión.

Salva Rubio comenta a RTVE (de donde se extrae la siguiente información) por qué le interesó este romance: “Durante un tiempo estuve muy obsesionado con Miles Davis, especialmente tras leer su autobiografía, que por cierto recomiendo pues es una mirada inigualable no solo al mundo del jazz del siglo XX, sino para comprender en primera persona a un artista de motivaciones complejas y fascinantes, que siempre puso su creatividad por encima de cualquier otra consideración, incluso a su pesar”.

Miles en París

Juliette era una de las figuras más destacadas del París intelectual de la época y se relacionaba con casi todos los grandes escritores y artistas, por lo que la prensa la apodó “La musa de los existencialistas” Lo curioso es que ni Miles hablaba francés ni Juliette inglés. “¡No hace falta entenderse para enamorarse! –afirma Salva-. A veces, ni si quiera verse; ocurre cada día que la gente se siente atraída, fascinada o infatuada por personas con las que ni siquiera ha hablado o hablará. En el caso de Juliette, cuando los periodistas le preguntaron cómo se entendieron sin hablar sus respectivos idiomas, se limitó a contestar: “El milagro del amor”.

Miles en París

Pero no se trata solo de una historia de amor, como nos comenta Salva: “Tuve claro desde el principio que era una historia de choque de culturas, no solo en términos intelectuales o artísticos, sino de “way of life”. Miles comienza su historia en una New York que se está aburriendo del jazz tradicional, que no aprecia mucho el bebop y que busca un nuevo sonido que él está convencido de que puede crear”.

También es una historia sobre la renuncia al amor por el arte. “En efecto, y sin adelantar demasiado, París estaba preparado para Miles, pero Miles no lo estaba para París. Encontró tantas cosas en la ciudad francesa y en su espíritu que dudó si, como algunos de sus compañeros, quedarse allí para siempre” –asegura Salva-.

Miles en París

La ciudades también son protagonistas 

Dos ciudades que Sagar retrata en sus viñetas de una forma alucinante. “Durante el siglo XX se repartieron ser la capital mundial del arte y la cultura. Quizás Paris por tradición y New York por innovación. Eso hace que La sensación de representar NY sea la de una ciudad más agitada. Mientras que la visión de París siempre es mas romántica. Lo cual hace que la paleta de color, los encuadres y la luz cambien. Buscando algo más reposado, luminoso y colorido en París, y algo más contrastado y dramático en NY”.

Además, este cómic ha dado la oportunidad a Sagar de retratar a los grandes artistas e intelectuales de la época, como Samuel Beckett o Marguerite Duras. “Ha sido muy divertido, aunque no me obsesione por el parecido a ellos. Eso hubiera forzado un cambio de dibujo, hacia algo más realista, y hubiera perdido algo de frescura en el dibujo, preferí acercarme, siempre intentando ser respetuoso, pero sin obsesiones. Desde el primer momento tuvimos claro que no podía dibujar a Miles Davis, tenía que hacer mi «Miles». En el momento que conseguimos eso, con todo el resto de personajes paso igual. Charlie Parker, Juliette o Boris Vian, tenían que ser personajes, no ellos. Un poco como cuando hacen un biopic en cine y buscan un actor similar”.

Miles en París

El playlist del cómic

El cómic incluye una estupenda playlist. “Surgió como un juego: ¿y si cada página del cómic estuviera representado por una tonada en concreto? –asegura Salva-. En general, todas surgen de, como dicen en el jazz, el “mood” de cada página, pero también hay ocasiones en que simplemente un título, una melodía o una nota me hizo pensar cuál era la canción adecuada. Por eso he recogido cincuenta y cuatro temas que podéis escuchar en nuestra lista de Spotify del álbum: https://open.spotify.com/playlist/010JsCVoz4uWpXHwoxshYT?si=odY0kGy2SAyedsZPpo-Qyw

“Me gusta mucho el Jazz, pero no he escuchado apenas jazz durante la elaboración del cómic, je, je… Por no escuchar, apenas escuche música, por causas de fuerza mayor. Pero hace muchos años que escucho Jazz y estoy muy familiarizado, con los músicos y con la estructura. Y en todo momento hemos tenido en cuenta, la estructura en la narrativa, y la representación física de algo tan abstracto como la música. Era importante intentar aproximarse lo máximo posible a la sensación de estar ahí escuchando lo que los músicos tocan. Que lo hayamos conseguido, ya…”

Fuente:

Jiménez, J. (2020). La apasionada historia de amor de Miles Davis y Jiliette Gréco llega al cómic, en RTVE.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here