El actor da vida en esta historia a Manolo, un joven envuelto en el infortunio y la desgracia que acompaña a su hermano Víctor (Alberto Ammann) para enfrentar un hecho fatal que lo obliga a regresar a su infancia, donde tiene que enfrentar los terribles fantasmas del pasado. “Manolo es un chavo que ha crecido rodeado de tragedia y que a su vez ha logrado mantener el optimismo y la actitud positiva ante la vida. En la cinta, la vida le va quitando más y más hasta quebrarlo.

Él cumple la función de esperanza y rescate en la historia. Es el clásico personaje que cuando aparece sientes que todo va a estar bien, hasta que no…”, dice el actor sobre su personaje. Para profundizar en lo más íntimo de Manolo, Daniel Mandoki trabajó el papel durante ocho meses. Su ardua preparación significó un trabajo de mesa donde encontró los detalles más íntimos del personaje.

La carrera en cine de Daniel Mandoki comenzó con la película independiente “The Deal”. En 2018 estrenó en el Festival Internacional de Cine de Morelia la cinta “Olimpia”, acerca del movimiento estudiantil de 1968, ganadora del Premio Ariel a Mejor Largometraje de Animación. Su carrera como actor incluye proyectos en teatro, así como su participación en la serie interactiva “Swipe Night”, producida por Tinder.

Daniel Mandoki

La entrevista

¿Cuál es la apuesta de esta película «Presencias»?

Daniel: Sí, haré mi mejor esfuerzo sin dar spoilers (risas) pero básicamente es una película del género terror psicológico que apuesta por una historia de un actor famoso en México llamado Víctor Constantino interpretado por el actor Alberto Ammann que por cuestiones personales tienen que volver a una cabaña que tiene su familia y al hacerlo también se encuentra con el pasado donde sucedieron tragedias en la familia, como la pérdidas de su hermanita y de su madre entonces volverá e intentará enfrentar esto, por lo tanto, vuelve acompañado del amor de su vida; Alicia y estando allá, ella pierde la vida y se vuelve todo el viaje del personaje en tratar de encontrar al culpable acompañado por la ayuda de Paulina, interpretada por Yalitza Aparicio y de su hermano menor, Manolo, interpretado por mí y es en este viaje que se enfrentan a fuerzas sobrenaturales.

Estuviste trabajando por mucho tiempo en este personaje, ¿Cómo fu ese proceso?

Daniel:  Sí, de alguna manera tuve la fortuna de tener tanto tiempo para preparar al personaje, si bien fue por que se atravesó la pandemia, porque en realidad es raro tener tanto tiempo,  el director también nos puso ensayos desde mucho antes ya que entiende de alguna manera ese proceso actoral, que no somos robots que necesitamos tiempo para prepararnos y aparte de eso también gracias a que la película se fue atrasando un poquito eso también alargó el periodo que tuvimos para preparar lo cual creo que para los actores fue beneficioso y si, fue un proceso de crear la historia del pasado de este personaje, de Manolo que es súper importante porque en medio de todo esto hay mucha pérdida para él entonces el construir y detallar su corporalidad fue algo muy importante y luego en el proceso de ensayos también ya que de lo más importante fue empezar a crear las relaciones entre personajes y también entre actores porque entre más nos conocíamos y convivíamos como actores pues mas se sentía una relación viva que se traducía en la pantalla como una relación real entre personajes.

«Presencias», se sitúa dentro del género del suspenso y terror psicológico, ¿Qué significa para el cine mexicano actualmente producciones como esta?

Daniel: yo creo que el público mexicano consume mucho terror, es uno de sus géneros favoritos y creo que sí hace falta más cine como este en el sentido que no sólo pertenece al género sino creo que es un terror que rebasa el género, es un terror que tiene propuesta de director que no es nada más el que sigue una estructura sino que tiene la combinación entre sí ya que formar parte del género pero es un terror inteligente ya que también te das cuenta que es muy real y por eso se vuelve tan terrorífico al final. Es una película que tiene una propuesta bien pensada, técnicamente implacable y que por lo tanto entra en el parámetro del buen cine, de cine valiente.

¿Qué representó para ti trabajar con tu papá?

Daniel: fíjate que en películas es la primera vez, tuve la fortuna de tomar muchos talleres con él antes de yo irme a estudiar a Nueva York, de alguna manera me formé con él, mi primer acercamiento a la actuación fue tomar alrededor de 40 talleres aquí en la Ciudad de México mientras él estaba dando clases aproveché  todos o casi todos entonces gracias a eso también él me conocía como actor a profundidad y yo también a él como director y eso estuvo bueno porque él sabe que hablábamos el mismo lenguaje en el set y él sabía también hasta dónde podía llegar y por lo tanto no aceptar menos y a nivel profesional realmente sólo habíamos hecho un comercial juntos, una campaña para fotos del día de las madres que fue una probadita de lo que se venía ahora para esta película.

¿Nos puedes contar algo sobre «Por el mar» que es tu próximo proyecto en cines?

Daniel: Sí, estoy en proceso de filmar una película, que se llamará “Por el Mar”,  es una película de Jaime Fidalgo, donde yo seré el protagonista y se está filmando en bloques acabamos de filmar el primer bloque y se está preparando el segundo y es una historia súper interesante sobre un cantante de música trap que tiene un accidente en el mar y por lo tanto despierta en el hospital con una cuestión que se llama trastorno de conversión donde pierde la voz debido a un  trauma neurológico no por un tema fisiológico y al ser cantante se vuelve todo su viaje en tratar de recuperarla… Por ahí va el asunto con esta película, todavía falta un rato para que salga pero en eso estamos trabajando ahora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here