Foto: Lucía Ges

La mirada de una mujer es intuitiva y apasionada, por ello se necesita de su mirada en el cine, y de eso se habló en la mesa “La mirada femenina: Nuevas narrativas audiovisuales con perspectiva de género”, en la edición 37 del Festival Internacional de Cine en Guadalajara. El evento fue impartido por AMACC (Academia Mexicana de Artes y Ciencias Cinematográficas) y monitoreada por la María Fernanda Zéspedes, Directora de CinemaChile y Vicepresidenta de la Academia de Cine de Chile. 

Se contó con la presencia de la Sandra Solares (productora, directora y guionista cinematográfica mexicana, actualmente se encuentra en una producción para Netflix), Agustina Chiarino (reconocida productora uruguaya con más de 15 largometrajes) y la Lic. Ana Endara (Directora de cine panameña y fundadora de Mansa Productora). El proceso de creación de la narrativa, para Agustina Chiarino, se debe dar naturalmente. Desde su punto de vista no produce mujeres ni hombres, a ella la mueve la película. Se considera muy intuitiva y apasionada con sus proyectos, sobre todo en las personas que están detrás de éste. 

Ana Endara, Sandra Solares y Agustina Chiarino fueron las participantes de la mesa 2, Foto: Lucía Ges

“El incremento de proyectos dirigidos y escritos por mujeres ha aumentado muchísimo, eso es una realidad más allá de las cuotas que imponen, se nota y se ve”, aseguró Agustina Chiarino. Para Sandra Solares hay una mirada y percepción del mundo que puede influir en las nuevas narrativas. En sus inicios, le costaba reconocer el valor de su trabajo y encontrar espacios, sus equipos estaban conformados por una minoría de mujeres. Espera que esto se vuelva natural y no se encasille. 

En el caso de Ana Endara, se mantiene neutral ante la posición de las cuotas, que se volvió el tema más relevante y mencionado de la charla. Ya que esta conversación no están pasando en su país, no se les exige mujeres en los proyectos cinematográficos. En su gremio, no hay una mujer sonidista, editora y fotógrafa en Panamá. 

“Es importante que haya diversidad con los que tienen la cámara en las manos. La manera de tener una mira es poniéndolas en nuestras manos”, añadió Sandra Solares.

Todas las expositoras la formación y educación es fundamental, tener un ideal, que esta nueva era te marque, ver a otra gente hacer y que las mujeres pongan los fierros del equipo. 

“Hace falta creérselo, vivirlo, presentarte, perder el miedo a decir soy directora o soy camarista” dijo Sandra Solares.

Boletín Prensa FICG

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here