Cartas a distancia, documenta un ejercicio de comunicación ideado por el personal de salud en un hospital público de la Ciudad de México para apalear el distanciamiento entre enfermos por COVID 19 y sus familiares a través de cartas, que eventualmente se convirtieron en video mensajes o fotografías y que en el pico de la pandemia dieron certezas y disminuyeron la desinformación. Cartas a distancia es también un recorrido por las vidas de familias mexicanas que se enfrentaron a la pandemia más dolorosa hasta ahora, en contextos sociales, económicos y políticos adversos, movidos por la esperanza y el amor.

Juan Carlos Rulfo

Director, productor, fotógrafo y promotor de cine documental, es parte del grupo de cineastas que ha propuesto nuevas formas de narrativa documental en México. Ha ganado cinco premios Ariel; del Gran Premio del Jurado al Mejor Documental Internacional en Sundance, por En el hoyo; del premio Humanitas por Los que se quedan, así como de otros importantes reconocimientos nacionales e internacionales.

Juan Carlos Rulfo

La Entrevista

«Cartas a distancia» es una propuesta documental que se construye desde lo colectivo y lo colaborativo, donde las acciones del personal de salud en este caso, a modo de puente de comunicación fueron el aliento a tanta distancia y aislamiento que tuvieron los enfermos de covid-19 y sus familiares… ¿siempre pensaste que el documental se hiciera de esta forma o se da a partir de una circunstancia en particular?

Juan Carlos Rulfo: Pues mira, el proceso decisivo como tal fue la pandemia, es decir, sucede y de repente suceden mil cosas, emergencias familiares, encerrarse, guardarse. Entonces, de alguna manera tenemos que entender lo que está pasando y ahí es donde surge el hacer una película, porque había que hacer algo con todo este contexto y porque a mi siempre me ha interesado hacer que las comunidades participen y es difícil provocar o disponer para que surjan este tipo de interacciones colectivas y que tengan un resultado profundo, con más sentido, no sólo por hacerlo. Está muy interesante tu pregunta porque no lo había puesto en conciencia pero creo que en ese sentido también ese sería el objetivo de este proyecto, una vez exhibida la película, es decir, como un trabajo colaborativo en el que la película puede empujar a que tú trates de encontrar dónde ponerte en este proceso de la pandemia y la post pandemia mediante el material creado por la gente.

¿Cómo es que se conectan todos estos nodos entre familiares, enfermos, el personal de salud y ustedes como crew?

Juan Carlos Rulfo: Fuimos a la clínica, empezamos a ver gente, a conocer enfermeros que estaban haciendo esta labor de comunicación entre las dos partes pero cuando de repente vimos que podrían ser vídeos efectivamente sucede esto que dices y no fue así como decir ya lo tenía pensado pero ahora qué ocurrió yo creo que es una de las mejores posibilidades para hacer algo con sentido. Nos dividimos en varias unidades, algunos estaban en el hospital, otros empujando en un chat que creamos cuando comenzamos a tener contacto con los enfermeros y familiares, platicando en distintos momentos de cómo se sentían y es entonces cuando surge la idea de los videos, notas de audio, etc. En realidad te estoy hablando de una especie de cinco pistas paralelas trabajando al mismo tiempo en distintos puntos para que toda esta dinámica se entretejiera.

¿Cómo crees que se piense tu película en diez años más? Porque verlo actualmente hace que vuelva a estallar esa llaga dolorosa que atravesó al mundo entero…

Juan Carlos Rulfo: Mira, hace diez años estaba yo preparando lo que estoy haciendo hoy y siempre fue ayer… vamos tan rápido, se están pasando los tiempos y las velocidades de las cosas de manera brutal pero definitivamente tenemos que aprender de lo que ya nos ha sucedido, aún si se repiten otro tipo de pandemias o situaciones como esta, creo que también es uno de los objetivos de la película, vernos ahí y aprender de lo vivido…

Y bueno, diez años suena largo pero tampoco lo es tanto, aunque lo que si me causa curiosidad es con el aspecto de la comunicación, en hacia dónde va, el acceso a la tecnología desde los celulares, todas estas cuestiones que para esta película fueron primordiales, ahí si me pongo a pensar en si se modificará y en qué sentido y la película nos hará pensar en cómo estuvimos ahora, que seguro no será igual, aunque no sé en que aspectos se modifique radicalmente.

En el proceso de selección y edición del material, ¿Qué tipo de complicaciones hubo? o ¿Cómo fue esta parte?

Juan Carlos Rulfo: Empezó el flujo de materiales tanto de las familias, los enfermos, luego otra pista que también sucedió es que les dimos cámaras a los enfermeros dentro del hospital y empezaron a correr cámaras por aquí, por allá, los whatsapps con las notas de audio de los enfermeros como en una especie de terapia, en el sentido de: cuéntame,  ¿cómo estás?, ¿cómo te sientes?, y ahí es que se comienza a juntar una gran cantidad de material que empezamos a acomodar en distintos cajones y tratando el material con mucho cuidado y respeto, porque era material íntimo, sensible y nunca quisimos ni la película va con este sentido exhibicionista del dolor o sufrimiento de los demás, ni bajo una óptica de lástima ni mucho menos, sino lo que es, una situación que atravesó a todo tipo de población y que en esos enfermos y familiares puede estar quien sea, tú, yo, cualquiera.

¿Fue díficil el financiamiento del documental, con toda esta crisis económica que también generó la pandemia?

Juan Carlos Rulfo: fue complicado en este caso un poco, sí, pero al mismo tiempo se fue resolviendo por ejemplo pues si la pandemia dijo ahí voy y nosotros no tuvimos tiempo de escribir un proyecto ni decir voy a aplicar para algún apoyo o cosas por el estilo que tardan mínimo seis meses… así que empezamos nosotros con nuestros recursos y posteriormente ya para el primer corte fue que comenzamos a buscar financiamientos y una cosa nos llevó a otra. Pudimos hacer un demo de quince minutos muy poderosos, que incluso me gustan más que la película porque todo está condensado ahí y el mensaje es mucho más fuerte. Pero definitivamente, fuimos buscando un poco a contracorriente y con el material hecho ya, pero ha corrido con mucha suerte, no se ha dejado de mover en festivales y ahora se estrena en diversas salas del país y eso nos tiene bastante contentos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here