Coraje (2022), es el debut en largo de ficción de Rubén Rojo Aura, hijo de la actriz y protagonista de la película Marta Aura, quien encarna el personaje de Alma, un papel inspirado por su vida personal. A través de una catarsis familiar, Rubén narra uno de los dilemas más complicado de la vida de su mamá cuando -a punto que quedarse ciega- ella enfrenta la llegada repentina de su hijo, con quien mantiene una relación complicada, cuando éste regresa después de una década de vivir fuera del país.

Rubén Rojo es premiado en FICG 34 por Coraje. Cortesía: Calouma Films.

La cinta fue presentada durante el Festival Internacional de Cine de Guadalajaraedición 37, en donde obtuvo el Premio FIPRESCI y el Premio Mezcal Mejor Actriz para Marta Aura.

Sinopsis: Alma (Marta Aura) es una actriz de 76 años que se está quedando lentamente ciega y teme perder su trabajo en la compañía teatral a la que pertenece. Alejandro (Simón Guevara), su hijo de 54 años, en un intento de recuperarse del alcoholismo, regresa a casa de ella después de pasar varios años en Madrid. Las crisis de cada uno los hará reconocerse como madre e hijo. Una ficción basada en la familia del director. Un drama sensible en el que el reto actoral reside en interpretarse a ellos mismos.

La película es un sincero y conmovedor homenaje a la extraordinaria actriz Marta Aura, que durante el rodaje tenía 76 años y ahora cumple 80 años. Marta no pudo estar para ver presentar la cinta y recoger su premio debido a una neumonía.

La entrevista

Tuvimos oportunidad de conversar con Rubén. Comenzó contando sobre lo que le llevó a realizar Coraje.  

Rubén Rojo: Yo deseaba trabajar con mi mamá, pues siempre la he admirado muchísimo, y no  había hecho ningún personaje, así que pensé en hacer un personaje muy parecido a ella porque quería algo muy cercano y por ello hice esta película. Se lo propuse y le gustó. En cuanto a mí como director del proyecto, creo que no me enfrenté a ningún problema, más que el tocar fibras dolorosas, eso tal vez así era conflicto, porque era algo que todos sabíamos y que estábamos incluso con ganas de hacerla justo por esa parte curativa o sanadora. Así que desde un inicio lo hicimos con muchísimo cariño. Trabajamos mucho, hicimos muchas lecturas, platicamos bastante del proyecto incluso antes de escribirse.

También ya cuando llegamos al rodaje en realidad todo el proceso fluyó muy fácil. Y además, por otro lado, la trayectoria teatral gigante que tiene mi mamá, y mi hermano también es actor (bueno, ha hecho otras cosas en la vida), pues eso creo que me ayudó mucho. Si hubiera tenido que dirigir a mi familia y hubieran sido, no sé, abogados, quizá todo sería más complicado, pero el hecho de que tuvieran esta carrera atrás, hizo que lo hicieran como un absoluto profesionalismo.

Mostrando CORAJE_Still_01.jpg
Fotograma de Coraje

Sí, esto que nos cuentas se percibe en la cinta, en esa composición auténtica que tiene. Y respecto de esta familiar de actores a la que perteneces, también encontramos que en una escena aparecer a cuadro. No puedes contar de este guiño al metacine.

Rubén: Fue algo que sucedió en el montaje, no era algo que yo tenía planeado, digamos que lo que quería era eso, hacerle un guiño al espectador, incorporar ciertos momentos de la no ficción y que comprendieran cómo está esta capa que tiene la película, que se comprendiera que no sólo los personajes están sintiendo, sino también los actores en ciertos momentos clave como los de esa escena en particular. Simplemente fue algo que ellos pensaban como un momento muy fuerte, y que yo ya intuía que iba a suceder algo, así que hablé con el equipo para decirles «voy a cortar, voy a decir corte, pero no cortes, sigan grabando porque realmente algo va a suceder». El hecho del abrazo entre madre e hijo es algo que sucedió ahí porque yo estaba al lado, no fue algo planeado, y cuando yo entro a cuadro, fue decisión de la directora de fotos que así se quedara en la película, en ese abrazo de los tres. No se trató pues de un asunto de ego, al contrario, se trató de ser parte de, de hacerlo más honesto, y todos coincidimos que le agregaba un valor emocional a la historia, y por eso fue que decidí dejarlo.

Sesión de preguntas y respuestas, después de la proyección en FICG 37. Foto: Lucía Ges

En la película se toca el tema de la relación que tuvo tu mamá con la Compañía Nacional de Teatro, tú que viviste de cerca esta relación, qué reflexión te deja a nivel personal.

Rubén: Tengo muy cercano al teatro, por mi mamá, obviamente. Mis primeros recuerdos de la niñez son en el camerino esperando a que regresara de las escenas, estar ahí esperando, en este mundo teatral lo tengo muy presente, así que por ello me interesaba mucho poder plantear toda esta historia del teatro y de ella en relación a la Compañía Nacional de Teatro. Digamos que lo que sucede ahí, no todo es real, la película del final de cuentas es una una ficción, así que obviamente lo fuimos escribiendo de tal manera que funcionará para crear el arco dramático del personaje de Alma. Hay muchas situaciones que más bien son analogías de otras. Muchas son pura ficción, pensadas solo para que funcionara en la trama. Así que quería hacer esta especie de documental y vincularlo con esta otra línea paralela también de lo que le sucedía a mi madre y lo que sucedía en la obra de teatro.

Rubén Rojo, director. Foto: Lucía Ges

Madre Coraje y sus hijos, pieza teatral fundamental en el teatro de Bertolt Brecht, la vemos como un intertexto en tu película y en el título mismo. Nos hablas sobre ello.

Rubén. Claro. Mira, su referencia me servía mucho para, por un lado, crear este personaje que se le quedó en el tintero a mi mamá y que nunca hizo, pero que siempre le tuvo muchas ganas, así que era una manera de lograr que lo hiciera; y por otro lado, la historia me ayudaba a dar vida a esta mujer que vive de la guerra y gracias a la guerra. Digo, y es que tampoco hice una adaptación a la obra de Brecht, es más una inspiración mía, con la que jugué como pretexto para que nos sirviera a la historia. Y quedó muy bien porque el rodaje fue muy íntimo, de hecho lo filmamos en el departamento de mi mamá a lo largo de los cuatro semanas, aproveché su propia rutina, con sus amigos. Lo pensé como esta forma de teatro griego en donde medio te distancias de la trama o este metateatro que te explica ciertas cosas.

Ayer, tras la proyección de la cinta en el festival, un momento muy emocionante para el público fue cuando Arcelia Ramírez y te felicitó y habló de lo emotivo y sincero de tu largometraje, de lo valioso haces tú como como hijo de alguien que se dedicó a esta demandante profesión que es la actuación. Me gustaría que nos hablaras cómo fue que pensaste en plasmar esto en la película.

Rubén: Sí, es verdad que es un homenaje en el sentido de lo mucho que yo admiro a mi mamá, y no solo como madre sino también como como actriz, y me emocionaron muchísimo las palabras de Arcelia porque justamente sí era algo que esperaba que se sintiera, la sinceridad en él, porque mostré a una Marta Aura sin idealizaciones, con sus culpas, sus problemas, esta parte humana que es en la vida real, y que está entrelazado también con su historia como actriz.

CARTEL

FICHA TÉCNICA

Director – Directors

Rubén Rojo Aura

Guión – Screenplay

Rubén Rojo Aura, César Tejeda

Productor – Producer

Samantha Guillén, Adrián Bazán, Marco Antonio Salgado, Camila Ibarra, Peter Keydel, Raúl Berninches, Rubén Rojo Aura

Música – Music:

Rodrigo Castillo Filomarino

Sonido – Sound:

Odín Acosta

Cinematografía – Cinematography:

Gris Jordana, AEC

Edición – Editor:

Ariadna Ribas, Rubén Rojo Aura

Dirección de Arte – Production Design:

Rafael Ruiz Espejo

Intérpretes – Cast

Marta Aura, Simón Guevara Aura, Fernando Becerril, Esteban Soberanes, María Aura

TRAILER

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here