Foto: Lucía Ges

En el marco de la edición 35 del Festival Internacional de Cine en Guadalajara, se presentó la película Los lobos (2019) de Samuel Kishi Leopo, cineasta tapatío. La película narra la historia de dos hermanos, Max y Leo, que junto a su mamá, Lucía, toman camino hacia los Estados Unidos en búsqueda de una mejor vida.

Foto: Lucía Ges

Es una película entrañable, conectas inmediatamente con los personajes mediante sus actuaciones y te hace vivir de cerca las emociones por las que atraviesan los tres. Las angustias y la preocupación de Lucía en la búsqueda de un lugar para vivir, desde un territorio desconocido para ellos. La inocencia de los hermanos, propia de la edad que tienen, la manera en la que juegan, en la que hablan con su mamá y entre ellos, así como la idea que los mantiene con la esperanza de que están ahí mientras llegan a  Disneylandia.

Foto: Lucía Ges

El dramatismo bien dosificado, los puntos de tensión que no llegan a angustiar pero tampoco a ser indiferentes, convierten a la película en una pieza cinematográfica obligada a revisar y a disfrutar. El retrato que hace Kishi  a la situación mediante ese contexto bien dibujado detrás de la historia de estos personajes, nos conecta con las problemáticas reales, pero desde una historia muy particular.

Foto: Lucía Ges

Los lobos recibió recientemente el premio del Jurado Internacional a mejor película en la sección Generation Kplus, durante la más reciente edición de la Berlinale. En la charla que dieron él, los actores y parte del crew después de presentar la película, compartieron un poco de la experiencia de trabajar con ambos niños, la selección que hubo para ello. Kishi señaló que la cinta es el resultado del trabajo de un equipo que funciona bajo lógicas colaborativas, donde todas las piezas son indispensables. El director ya no es aquel a quien se le debe dar todo el peso del reconocimiento, esas lógicas están caducas, dijo Samuel, porque para él y para el equipo, lo importante es la construcción y la dinámica en conjunto que se da al momento de hacer cine con una participación más equitativa por parte de todo el equipo realizador.

Foto: Lucía Ges