Marcelo Salazar: Garam Masala

Garam Masala es el proyecto musical de Marcelo Salazar, músico, cantautor y productor con más de 12 años de trayectoria en la escena. Formó parte de los primeros 2 discos de Siddhartha como co-productor y músico en vivo. Posteriormente se integró a las filas del proyecto folk-rock-psicodélico Pumcayó presentándose en SXSW en Austin, Texas, así como en festivales en México y Sudamérica. Más tarde inicia su camino solista en 2018. Desde Septiembre 2020 conduce un espacio en Máxima FM 106.7 de Guadalajara y a través de su canal de YouTube, en el que conversa con personalidades del mundo de la música para conocer más a fondo su trayectoria desde un lado más humano y personal.

Del video y canción: «Todo se ilumina».

Cuéntame un poco de tu trayectoria, desde tu propia voz y para el público de Vagabunda Mx:

Claro que sí, mira entre la música y yo desde pequeño ha existido un fuerte vínculo, mi abuelo era compositor y mi abuela por parte de mi mamá también escribía canciones, entonces digamos que de los dos está esa influencia. Yo a mi abuelo no lo conocí, pero con estas ganas de conocer lo que había hecho fue que me acerqué a este mundo. También desde muy pequeño me surgió el interés por componer canciones y luego también por cantar. El acto de componer canciones me resultaba muy misterioso. Poco a poco comencé a componer, a tocar y así se fue dando el contacto con muchos colegas.

El primer proyecto ya en forma en el que tuve la oportunidad de participar fue con Siddhartha, siendo amigos muy cercanos y tuve la oportunidad de colaborar con él tanto en la producción de los materiales como en el tocar en vivo. Después me fui un tiempo a vivir a Argentina, lo que detonó otro tipo de ideas, sonidos y de todo en mi. Al regresar a México me incorporé a una banda de folk-rock medio psicodélico que se llamaba Pumcayó alrededor de 4 0 5 años y fue con ellos que tuve todo más claro, que quería yo como músico, como productor, ya en un concepto mucho más amplio.

Eso más azares del destino, la vida misma, es que comienzo mi proyecto como solista. Digo, también desde que tenía 19 años, comencé a trabajar en la radio y entonces fueron como dos caminos que siempre han estado muy unidos y al trabajar en la radio, en estaciones con música que a mi me gusta también, me permitió entrevistar y conocer a muchas personalidades, músicos, como que siempre veía desde varios ángulos la creación musical, también fui manager de una banda extinta ya aquí en Guadalajara que se llamó Plástiko. Ahora con mi proyecto solista entiendo cómo funciona todo desde diversas perspectivas.

Pregunta obligada… ¿cuáles son tus influencias tanto musicales como de otro tipo?

Vienen desde muchos lugares, todo comenzó con los Beatles, un gusto que me pasó mi madre y a partir de ahí mucho de la música británica. Me fascinó lo que hacían bandas de los setenta que de repente plantean una canción de 20 minutos, la libertad absoluta que eso representa y que tú como escucha tienes esa pieza y esa libertad de entenderla toda. También el bossa-nova, la música brasileña. Una hermana de mi abuelo paterno, el que te comentaba al inicio de la charla, era cantante profesional y fue muy amiga de toda la oleada de músicos brasileiros que llegaron aquí en los sesenta aproximadamente. Hablo de Joäo Gilberto, Elis Regina, Sérgio Mendes, todos ellos y mi tía enamorada del Bossanova fue quien trajo mucho de esta música acá al país, de hecho mi tía me heredó una colección de viniles de todos estos cantantes con sus autógrafos.

Y con la literatura, no te voy a decir que soy experto ni que devoro libros, pero sí me gusta mucho leer, entonces, de ahí también tiene que existir algo que también influye en mí. Me gusta tener referencias de poesía directa, poesía común, de esa que cualquiera pueda entender y deleitarse con ella.

¿Porqué Garam Masala? ¿Hay alguna historia detrás de ello o alguna particularidad?

El nombre tiene que ver con que así se le llama a un conjunto de especias muy utilizada en la cocina hindú. A mí me encanta cocinar, a mi esposa también, entonces yo traía mucho este Garam Masala para sazonar. Justo por ese tiempo había salido la canción de Nuevequince que tuve oportunidad de producir con varios músicos y bajo ese contexto me piden que les diga con qué nombre quiero que aparezca mi crédito, tal como quería que saliera en la canción y fue ahí que al ver el frasco de especias mientras mi esposa y yo estábamos cocinando, me dijo: Pues ahí está, ahí lo tienes es Garam Masala a parte mi nombre es Marcelo Zalazar entonces al ser un nombre misterioso y que también resuena con mi propio nombre y apellido, pues dije: ahí está, ese es.

Y otra cosa es que el Garam Masala como tal, en la cuestión culinaria, no hay ninguna receta única, cada persona le da un sentido ritual muy particular al utilizarlo para cocinar, así que yo siento que es mi propio mix de especias musicales que me ha sucedido en la vida, que a su vez lo convierto en canciones y por eso la conexión con el nombre.

Ahora sí, cuéntame sobre el sencillo “Todo se ilumina”, de la canción y el video, que ambos se están estrenando desde el 06 de Agosto. El video lo grabaron cerca de el Bosque el Nixticuil, me gustaría saber si es por algo en particular que se grabara ahí.

Sí, mira el video se grabó en una comunidad ecológica que está cerca del bosque, se llama “Los Guayabos”, yo vivo ahí y el video que se grabó aquí, viste lo del cenote que aparece es en una zona que reforestaron hace alrededor de 40 años las personas que habitan los Guayabos y que se hizo hacia el Bosque y hacia el Diente y entonces después de todos estos años es que apenas volvieron a captar agua de lluvia, de hecho lo que se ve en el video, no tiene más de un año de haberse formado. Mediante una corriente de agua subterránea que desemboca justo ahí en el sitio que aparece en el video. Y el director, José Pablo Arellano, desde que le mandé una foto del lugar, como que le disparó ahí la idea y desde que escuchó la canción hace un tiempo me dijo que el quería hacerle el video de Todo se ilumina. Y bueno, yo confío plenamente en él, su trabajo se me hace fantástico y quise que también él lo hiciera.

Y sobre el proceso creativo que si bien se reconfigura todo el tiempo si se tienen cosas bien definidas. Este sencillo es el último de todo este disco que se quiere sacar ahora en octubre, y esta última canción también fue la última que se escribió y me acuerdo que fue una canción que salió muy rápido, o sea, como todo el esqueleto, fue bastante rápido y a eso le sumo la participación de grandes amigos y colegas. Traté de ponerle una idea que se mezcló con un proceso por el que pasé hace dos años, un proceso introspectivo muy fuerte, muchos cambios internos y el motor que me estaba haciendo salir era estas ganas de caminar, de seguir adelante, sin culpar a las circunstancias o a tu propio destino, entonces si tu vas caminando bajo un objetivo, si te lanzas hacia ese punto, sales porque sales de cualquier situación adversa bajo ese motor interior que te empuja y ahí radica el sentido de la canción en realidad.

Ha sido ya más de un año de una situación complicada para la industria musical por todo esto de la pandemia y el confinamiento, lo que ha pegado fuerte, ¿Garam Masala cómo lo ha sobrellevado?

Sí, ha sido la prueba más grande para todos, hasta la fecha sigo procesando un sinfín de cosas, de qué es todo esto, no entiendo muy bien, el impacto interior que ha tenido esta situación para todos es impresionante, pero a la vez, esto ha hecho que nos replanteamos muchas situaciones, que le demos prioridad a cuestiones que quizás antes no se las dábamos. Yo por suerte tengo un espacio, mi estudio y otros proyectos paralelos como cursos que doy a personas para que encuentren su voz, no sólo con el canto, sino su propia voz, y con todo esto de la virtualidad, he podido dar talleres de manera formal, he estado trabajando mucho en mi estudio, no sé, un montón de cosas que me puse hacer y que antes no hacía por que mi rutina era otra. Yo creo que esta pandemia nos cayó en un buen momento porque si hubiese llegado en 1998 no sé que hubiéramos hecho (risas). Obviamente hay cosas que son irremplazables como el contacto humano, tocar en vivo, ensayar, pero mientras todo esto se reacomoda, claro que podemos buscar y hacer otras cosas que también nos hagan sentir bien y seguir en lo que nos apasiona como en este caso la música para mí.

Compuesta y producida por Marcelo Salazar.
Músicos invitados: Calumi Ben Wak, Santiago Bedolla
Grabada en Floating Point Studio en Guadalajara, Jalisco
por Marcelo Salazar y Alejandro Merodio.
Voces grabadas en La Zorra Estudio en CDMX por Memo Andrés.
Mezclada por Armando Vázquez KB en Testa Studios en León, Guanajuato.
Master por Erick Urbina en RESO MASTERING en CDMX.
Portada: fotografía por José P. Arellano, edición Vico Castañeda.
Music marketing: Sel Ibarra y Vico Castañeda, de Paralelo Std.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here