El documental Temporada de campo, de Isabel Vaca, llega a las salas mexicanas este 4 de agosto. Durante la edición 19 del Festival de Cine de Morelia, obtuvo el Premio del Público a Largometraje Documental Mexicano.

Sinopsis: El verano ha comenzado y para Bryan sólo significa una cosa: trabajar en el campo con los toros de lidia. Junto a su abuelo y sus tíos, Bryan tendrá que demostrar que tiene lo que se necesita para convertirse en un vaquero más de la familia, mientras intenta escapar de un regreso a clases que parece inevitable.

La entrevista

Tú mencionas que la historia que nos cuentas mediante este trabajo este es porque conoces a la familia de Bryan y que te identificas con el chico también por el amor al campo y a los animales… me gustaría que me platicaras más a profundidad sobre esta relación que hay con la familia y con el niño también y cómo lo tomas para realizar esta historia

Isabel Vaca (directora): Claro, fíjate que mi familia tenía un rancho de toros de lidia en Jalisco. Desde hace 25 años prácticamente yo crecí ahí y crecí muy cercana a todo este mundo del campo y la familia de Bryan, que ha trabajado en el rancho durante mucho tiempo. Entonces, siempre he estado muy cercana a todo este oficio de los vaqueros, de los animales, del campo y siempre me llamó mucho la atención. Conforme crecí, fui admirando y respetando esta profesión del vaquero y, dije, bueno, de alguna forma lo tengo que compartir o lo tengo que plasmar en algún lado.

Esto coincidió con que estudié cine, así que decidí que quería contar su historia. No sabía muy bien cómo. Al principio partimos de hacer un teaser y con él ganamos un fondo de Tribeca y ya con ese dinero para el desarrollo me pude dar el tiempo de ahora sí estar más inmersa en todo este mundo de los vaqueros, de irme con ellos. Me iba durante semanas, meses a convivir con ellos, a conocerlos, a saber cuáles eran sus rutinas, de qué platicaban, cómo pensaban y fue ahí que me acerqué más a Brian.

Fue muy fácil conectar con él porque de cierta forma me identificaba con mi infancia, con ese amor al campo y a los animales que él también tiene. Así que fue muy sencillo hacer esa conexión. Poco a poco me fue platicando de sus papás, me fue platicando de la escuela, y fui viendo que había oportunidad de contar una historia a través de él.

Y justamente con eso que me dices de esta relación que se lee a través de de la película entre la paternidad bueno y la ausencia de la misma, la migración y el alcoholismo y todo esto relacionado con la figura paterna y que se señala en la peli. ¿querías resaltar este tipo de conflictos o sólo era reflejar algo que es tan cotidiano en este tipo de entornos rurales?

Isabel: Creo que quería reflejar la realidad que vive esta familia a través de los niños, que es justo el reto del documental, encontrar las actividades o dinámicas o juegos que te hablaran de este mundo en el que viven, para que su historia no sea contada a través de la mirada de los adultos, sino de los niños, lo que no significa que deja de ser menos grave, por ejemplo, el tema que mencionas de su papá, que se fue a Estados Unidos y no regresó, o el que los niños dejen la escuela tan chiquitos. Entonces, sí, evidentemente quería hablar de todos estos temas, pero lo quise hacer de la manera más honesta y real que se pudiera.

Está el asunto de la educación básica, las dificultades para ciertas comunidades, la disertación, ¿es también una constante en este tipo de comunidades?… tú lo abordas de forma muy precisa en la película.

Isabel: Sí, es bastante común de hecho que los niños dejen de estudiar después de la primaria o después de la secundaria, sobre todo en la familia de Bryan, no sé tanto en las otras familias, supongo que sí, pero dentro de la familia de él es muy clara. Su abuelo no estudió, sus tíos se salieron de la escuela después de la primaria, entonces como que un poco su forma de pensar es “fuera del campo no tenemos muchas oportunidades, si nosotros nos vamos a la ciudad pues no va a haber forma de salir adelante, entonces cuál es el sentido de estudiar y cuál es la razón de estudiar si de todos modos vamos a terminar trabajando en el campo”. Es un poco la manera en que ellos piensan y y el por qué no le ven la importancia a estudiar.

Y sobre el maltrato animal, cuando Bryan dice que los youtubers muchas veces hablan y juzgan la forma en que se trata a los animales en el campo, pero que primero deberían vivir de cerca con ellos y luego hablar; ¿Tú haces eco de alguna manera con esta visión del niño sobre el maltrato animal?

Isabel: Totalmente, creo que mi intención no es que la gente estuviera a favor de los toros ni mucho menos, es decir, entiendo perfecto por qué están en contra, pero lo que sí creo que para hacerte de un argumento sí, sobre todo si estás en contra de algo, sí debes conocerlo. Conoce todo el espectro, no nada más una parte, que eso sí se me hace importante, ya después si quieres estar de acuerdo o no, está bien, pero sí creo que la mayoría de la gente no conoce ese otro lado de las familias que viven eso, de las familias que se dedican a justo a la crianza de toros, entonces me parece muy interesante lo que dice Bryan y creo que tiene razón.

¿Cómo fue el proceso de pre-producción? Tanto desde la parte técnica, en la que Arturo nos puede platicar al respecto y contigo Isabel, que mencionas que viviste muy de cerca con ellos varios por meses antes del rodaje…

Isabel: Bueno, fue mucho tiempo de investigación más que de producción, de irme yo sola con ellos o muchas veces me iba yo con una cámara nada más. De hecho, ese material a veces servía mucho, hay algo de eso en la película porque era como muy íntimo, ellos se sentían bastante cómodos. Después intentamos replicar eso en la medida de lo posible, ya en la producción estuvimos como un crew muy reducido, el equipo era lo mínimo indispensable, yo hice la foto, nada más tenía un asistente de foto y el sonidista, éramos  los únicos que estábamos digamos en el set. La idea era ser lo menos invasivos posible, que ellos se sintieran lo más cómodos.

Y tuvimos que tratar de entender lo mejor posible cómo ir armando la historia, aunque no teníamos control de nada realmente, había días que yo no me esperaba nada y de repente sucedían cosas muy interesantes, o al revés, de repente había días que decíamos hoy no vamos a filmar nada porque ellos no están a gusto, entonces era como ser muy versátiles y ir más adaptado a las condiciones.

Mostrando Temporada de Campo /  Arturo Mendicuti (Cortesía PIANO).jpg
Arturo Mendicuti (productor)

Arturo Mendicuti (productor): Sí, ahí ahí creo que lo que intentamos hacer desde producción en todos los aspectos era ser muy fieles a la idea de Isabel, de tener o de crear un retrato muy honesto de ellos, de la familia de Bryan, y eso implicaba en nosotros ir la menor cantidad de personas. También que todo el crew fuera muy amigable en todo, eran personas que estaban dispuestos a estar jugando con los niños, estar platicando con las personas que se involucran, con todos los personajes, y bueno, al final se volvió una cosa que todos éramos amigos, tanto los personajes como nosotros los del equipo de producción.

Eso fue muy importante para que fluyera la historia como fluyó, así como el tener la mente muy abierta a que al ser documental, y además este tipo de documental, que es más de seguimiento hay que tener el ser muy versátiles en él. Saber que un día se puede cancelar una actividad o el otro día pues tal vez Bryan no estaba del mejor humor, entonces preferíamos dejarlo descansar. Debimos ir encontrando como esas maneras de filmar que se fueron planteando primero por la investigación de Isabel, y después por la misma necesidad del documental.

Respecto al asunto de la distribución ¿cómo ha sido para Temporada de Campo en festivales, convocatorias y ahora que estrenará en cines nacionales?

Isabel: Claro, la verdad es que hemos tenido muy buena suerte en la parte de toda la exhibición dentro de festivales. Empezamos a mediados del año pasado, primero en el extranjero, estuvimos en algunos festivales en Suiza, Alemania, Rusia, Canadá, Estados Unidos, Chile; en varias partes hemos tenido la fortuna de proyectar la película, y ahora en México, que estrenamos el 4 de agosto ahora sí que ya en salas comerciales. Esto es de lo que más me emociona, porque ya vamos a tener un público más cercano a la película, y siempre la película cobra vida en el público que la ve.

Tuvimos la fortuna de trabajar al lado de Piano Distribución que nos ha ayudado a encontrar el camino de esta película, porque sabemos que es una película documental independiente que no cabe en todos los cines, así que tienes que encontrar justo esos espacios específicos donde el público de este tipo de cine va a verlo, así que Piano ha hecho un gran trabajo para que el 4 de agosto esté en los lugares donde debe de estar, y que la mayor cantidad de gente que quiera verla la pueda ver. Ya posteriormente estaremos buscando entrar a plataformas digitales para así llegar a todos los los hogares.

CARTEL

No te pierdas el documental «Temporada de campo» - CIONoticias

FICHA TÉCNICA

Directora – Isabel Vaca

Productor – Arturo Mendicuti

Casa Productora – Caribou Films

Fotografía – Isabel Vaca & Jessica Villamil

1er AC – Carolina Olson

Sonido – Julio González

Editora – Valentina Leduc

TRAILER

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here