Paulina Flores. Foto: Lucía Ges

Luego del éxito de su libro de cuentos Qué vergüenza, la laureada escritora nacional Paulina Flores publica Isla Decepción, su primera novela. El relato comienza cuando Marcela, luego de fracasar en el amor y renunciar a su trabajo, huye de su vida en Santiago para visitar a su padre en Punta Arenas. Allí descubre que Miguel, con quien tiene una relación compleja, mantiene escondido a un joven coreano que un grupo de pescadores ha rescatado en el mar.

«La historia no está en llegar hacia ningún lado, sino en el en el camino mismo de la huida», afirma la escritora chilena sobre su primera novela.

La narradora, elegida por la prestigiosa revista Granta como una de las mejores autoras jóvenes de habla hispana, afirma que el proceso de escritura de su segundo libro no estuvo exento de dificultades. Para recrear las atmósferas de esta ficción y dar forma a la historia con precisión, Paulina realizó un arduo trabajo de investigación que incluyó visitas a Punta Arenas, decenas de entrevistas a pescadores y marineros, y un viaje a Corea del Sur. «Estaba tratando temas serios, entonces tuve que prepararme mucho. Con muchas horas de estudio, de lectura. Pero también lo pasé muy bien escribiéndola, fui muy feliz, viví un poco la aventura también con estos personajes«, destaca.

De acuerdo con la escritora, «la novela plantea preguntas sobre la comunicación, sobre el lenguaje, sobre las relaciones humanas, sobre la forma en que conectamos, en que intimamos. De un tiempo a esta parte, los diálogos, la conversación se transformaron en algo muy importante en mi vida. Desde ahí sale toda mi inspiración», afirma.

Paulina Flores nació en Santiago de Chile en 1988 y es licenciada en Literatura Hispánica. Su primer libro, Qué vergüenza, ganó el Premio Roberto Bolaño, el Premio del Círculo de Críticos y el Premio Municipal de Literatura. Fue seleccionado como uno de los diez mejores libros de 2016 por el diario El País, y ha sido traducido a ocho idiomas, incluidos el inglés y el japonés. Isla Decepciónes su primera novela.

La Entrevista

Cuéntame sobre la investigación a profundidad que realizas antes de hacer tu novela, el acercamiento con marineros y pescadores mediante entrevistas, incluso tu viaje a Corea del Sur

Paulina Flores: bueno todo parte de un reportaje que leí, donde hablaba de estos marineros chinos en el estrecho de Magallanes, bueno no sólo chinos, de distintas nacionalidades pero qué se tiraban al mar, algunos fallecían o los encontraban flotando con tambores plástico y pensé… que heavy que esto pase en Chile como si cosas terrible no pasaran en Chile digamos, cómo es esa sorpresa que a una le da que en su propio país tercermundista van a suceder cosas crueles como esta; entonces ahí es que comienzo a investigar y claro, empecé a enterarme de estos abusos de la industria pesquera que no solamente es abusiva y explotadora con los seres humanos sino también con los mares y los animales. Fue mucho tiempo de imvestigación, entrevistas con marineros, ir a Corea, a las agencias, estar en Punta Arena, donde sucede la historia, porque quería hacer una investigación profunda y seria, con mucho respeto sobre todo.

Una vez que haces este recorrido, ¿Cómo fue el proceso para construir esta ficción?

Paulina Flores:  Después de tanta investigación en la que me sumergí, me di cuenta que no iba a hacer ningún tipo de cónica, sino que iba a escribir una novela que habla sobre escapar, un giro en muchos sentidos cierto y también provoca cuestionarnos sobre la voluntad, hasta que punto somos capaces de decidir si nos enamoramos o no, o con nuestros propios trabajos, donde creemos que podemos tener algún tipo de decisión pero hasta qué punto… y sobre esto giran estos tres personajes: Marcela, Lee y Miguel. Marcela se siente frustrada, acaban de romperle el corazón, no sabe si dedicarse a lo que ama, porque luego esta el mundo diciendo que si no haces lo que amas, entonces no puedes ser feliz y ella esta justo pasando este proceso.

¿En qué momento se comienza a construir Paulina Flores como escritora?

Paulina Flores: Yo vengo de una clase trabajadora, entonces no existía para mi el ser escritora, no pasaba por mi mente, mi mamá era cajera, entonces yo no tenía esa idea cercana a mi, pero sí, las palabras significan algo muy importante para mí desde niña, desde muy pequeña como que una de las cosas que yo más quería hacer cuando era niña era aprender a leer y a escribir y andaba rayando todo siempre bueno porque sentía que era muy agrandada como quería ser adulta entonces sentía que me estaba perdiendo supongo que también me gustaban las formas, el código me encantaba escribir en clave, en contraseña todo mi diario de vida que lo escribía en contraseña para que mi mamá no lo leyera y ahora me preguntó qué heavy que escribía mis sentimientos en clave, en contraseña y mira, terminé convirtiéndome en escritora que es básicamente abrir el corazón y mostrárselo a la gente y también mostrar tu cerebro… eso no sé cómo pasó pero hay algo ahí con las palabras que siempre fueron clave en mi vida.

Como mujer chilena, latinoamericana y ante tanto caos social que existe de forma global, ¿cuál es tu perspectiva del mundo actual?

Paulina Flores: está muy difícil, no sé, yo necesito hacerle esa pregunta a alguien más porque me siento muy perdida como que antes yo sabía que era, podía echarle la culpa al neoliberalismo pero ahora ya no sé, como que ya no encuentro culpable, ¿ soy yo la que está mal?, nada, yo creo que es un panorama duro, por suerte las mujeres ahora estamos en otra sintonía, más despiertas, como siempre durante tanto tiempo fuimos considerados sujetos de segunda categoría como que ya nada nos sorprende tanto y tenemos más resistencia y creo que eso es lo único que al menos a mi, me mantiene y el humor también soy una persona para la cual el humor es muy importante, hacer bromas y hacer críticas desde ahí, interesantes y profundas y me parece que darle ese giro es muy importante en tiempo actuales. Yo con el mundo, tengo una relación de amor odio, a veces quisiera escupirlo pero también lo amo con todos sus defectos, soy como esas mujeres que vuelve mil veces con el tipo que las ha engañado y las ha hecho sufrir, (risas) eso me pasa a mi con el mundo, no puedo no amarlo, pero si quiero cambiarlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here