Foto: Erandi Medina

FREEDOM TO PUBLISH.
Los diferentes matices de la censura. Desde la presión del gobierno hasta las amenazas de difamación y la autocensura.
FIL, 2021.
Evento especial.

Marisol Schulz, directora de la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, dio la bienvenida al panel internacional que organiza la International Publishers Association (IPA) con editores, escritores y especialistas de Georgia, Nicaragua, Líbano, Guatemala y Perú.

Schulz destacó la importancia de la libertad de expresión, y en la vocación de la FIL para albergar todas las formas de ver el mundo por medio del diálogo. Rememoró cómo la palabra impresa ha sido crítica y genera molestia entre los grupos de poder, hay lugares, indicó, donde se persigue y encarcela a editores por causar desagrado entre grupos civiles y religiosos atentando contra la libertad de publicación.


El panel estuvo integrado por el escritor nicaraguense Sergio Ramírez, Jerónimo Pimentel, director de Penguin Random House Perú, Gvantza Jovaba, escritora y editora georgiana, Raúl Figueroa, director de la casa editora FyG Editores y Rasha Al Ameer, novelista y editora libanesa; y moderado por Mayra González, quien conminó a los participantes a romper el orden para conversar intensamente sobre las dificultades a las que se enfrentan los profesionales relacionados con las publicaciones: autores, periodistas y editores.

Antes de ceder la palabra a Sergio Ramírez, se condenó la orden de aprensión en su contra, por la novela publicada Tongolele no sabía bailar. Sergio reflexionó sobre cómo la lucha de América Latina se libra siempre entre la democracia y el autoritarismo, indicó que la tiranía no tiene sentido del humor y suele ofenderse por todo, y como consecuencia ha traído cárcel y exilio, e incluso la pérdida de vidas. Es contundente al mencionar que el escritor se enfrenta a elegir entre escribir y callar o escribir y hablar, pero es una responsabilidad ciudadana ser comprometido con las causas. Los autores que se autocensuran pierden su criticismo. La libertad siempre tiene enemigos, puntualizó. Lo que le disgusta de la realidad es lo que alimenta su escritura.


Tocó el turno a Raúl Figueroa, quien recapituló la guerra civil de 36 años que se vivió en Guatemala, y cómo, cuando se firman los acuerdos de paz, hubo un incremento en el número de libros que se publicaron, fenómeno atribuido al temor que tenían los autores de enfrentar la censura. Actualmente el panorama no ha cambiado mucho, los grupos que hicieron la guerra continúan siendo grupos de poder en su país. Los escritores escriben la realidad del país y el editor la publica, y como consecuencia existen casos judiciales preparados para perseguir a periodistas, autores y editores. Tal es el caso del proceso judicial que promueve la Cámara de la Industria de Guatemala que pretende tomar el control de la Feria de Libro para tener derecho de veto sobre qué publicaciones sí pueden participar y cuáles no.

Por su parte, Jerónimo Pimentel, señaló que hay muchos juicios en contra de periodistas que incomodan al poder, reciben amenazas constantes, y demandas penales por difamación, que en Perú se castigan con la cárcel. Esta situación impide que los periodistas hagan nuevas investigaciones por dedicar tiempo a la defensa legal, pues son procesos muy lentos y costosos; y
desde el poder, se busca fomentar la autocensura por medio del hostigamiento legal. Es tajante al mencionar que las editoriales deben visibilizar y respaldar a los periodistas e investigadores, pues cuentan con más recursos para hacerlo que los periodistas en solitario.

La participación de Rasha Al Ameer inició con la mención de su deseo de visitar América Latina, y es ahora, hasta después de la tragedia de perder a su hermano Lokman Slim tras ser asesinado en Beirut, que pudo viajar. Es firme cuando dice que hoy no quiere hablar de libros, quiere hablar sobre su país. Un país que es muy pequeño y se ve constantemente afectado por la migración de su población para buscar mejor vida. Una vida normal, menciona, porque ese país pequeño está rodeado de otros que intentan dominar e invadir, es un lugar vulnerable. No quiero hablar de mi tragedia personal sino de la del país, indica, ya no hay ríos ni electricidad, debemos comprar el agua, porque pertenece a otros y el mundo es indiferente y silente respecto a la situación de
Líbano. No quiero hablar de libros ni de la situación que llevó a mi hermano a la muerte, quiero hablar de mi país, de la falta de humanidad y del silencio cómplice, advierte emotivamente y agrega, la próxima vez espero hablar de libros, la lengua es importante porque debemos ser más humanos y levantar la voz. Al Ameer recibirá el Prix Voltaire por parte de la IPA, único premio en el mundo que honra la libertad de publicar.

Gvantza Jovaba, visiblemente conmovida tomó la palabra para decir que es la primera vez que visita América Latina y es difícil hablar después de Rasha pues sus países son muy pequeños y han vivido situaciones similares. El siglo pasado Georgia dejó de ser parte de la Unión Soviética, y aunque hoy vive una situación estable, con valores democráticos, la censura puede volver en
cualquier momento pues quienes la ejercían en realidad están ahí todo el tiempo y dichos grupos podrían resurgir. En lo personal cree que cualquier tipo de libertad debe ser apoyada, en especial la libertad de publicación y el Comité Freedom to Publish de la IAP, al que pertenece, está para apoyar a los colegas al rededor del mundo, en seguir ejerciendo su derecho a la libertad de
expresión. La promoción de la defensa de la libertad expresión es fundamental, hay redes de apoyo, observadores, revisión de los marcos legales, entre otras acciones que lleva a cabo el comité.


Todos coinciden en la importancia de ser valiente en este oficio, aunque en realidad, no se debería necesitar ser valiente para investigar, escribir o publicar un libro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here