Coastline Shine, por Juan Pablo Ruiz

Juan Pablo Ruiz Pulido es un pintor tapatío, autodidacta, que a través de su obra y su proceso como creador, dialoga con el paisaje, el horizonte y la quietud del espacio natural que se agita al compás de las pinceladas y de los trazos gruesos con lo que construye atmósferas poderosas. En días pasados conversamos con él sobre su quehacer como pintor contemporáneo y a propósito de su exposición: “La Teoría del Entorno”, que tendrá lugar en la galería del Hotel Misión Guadalajara Carlton el próximo 16 de abril a las 19:30 hrs. Esto fue lo que nos platicó.

Heaven’s force

¿Cómo inicia tu inquietud por la pintura?

Juan Pablo (J.P). La semillita está desde que yo era niño, ya que mi papá es pintor, siempre lo veía pintar así que tuve ese acercamiento con los materiales a partir de ver a mi papá frente al lienzo. Él me dejaba experimentar, si bien, nunca me instruyó ni me dijo cómo hacerle, siempre me dejó acercarme a los materiales. Sin embargo, no fue hasta que tenía como 24 años cuando estaba en la Normal que me compré unas acuarelas y me puse a experimentar, después lo dejé otro rato y cuando me fui a vivir a Yahualica quise aprovechar mi tiempo libre después del trabajo, pues tenía bastante. Fue a partir de ahí que me compré mis materiales y comencé a pintar hasta que se me volvió un hábito, y desde ahí hasta el día de hoy es que no he dejado de hacerlo. El primer cuadro que hice me gustó mucho, me conquistó, me emocionó el resultado y a partir de ahí ya no lo dejé.

Pitaya Cactus

¿Por qué el paisaje?

J.P. Siempre me ha gustado observar la naturaleza, pero cuando viví en Yahualica el campo, la carretera, los pastizales, todo esto lo absorbí, se volvió parte de mi interior, de mis gavetas mentales y me hice amante de la observación de mi entorno para después interpretarlo. Y en los cuatro años que viví allá, me entrené lo suficiente.

Sí, me pongo a pensar en esos cuatro años y digo, es prácticamente una licenciatura, ¿no? De forma autodidacta tú te formaste y experimentaste la pintura, en esa práctica constante y en el dialogo diario con tu alrededor.

J.P. Sí, fíjate que lo pienso justo así, en que fue una especie de universidad que construí yo mismo mediante mi proceso creativo y ahí fue que encontré un estilo en la pintura que hago. Una pintura que está constituida por pinceladas gruesas que juegan con el entorno real y le dan otra dimensión más profunda a raíz de ese grosor en los materiales.

Shortly before night

Técnicamente ¿Cuál es el progreso que tú ves, el nivel de satisfacción que va generando tu estilo, tu firma, tu sello?

J.P. Técnicamente trabajo bajo la perspectiva atmosférica, la profundidad de campo, los fenómenos del cielo, la luz del día,  como van tomando sentido los objetos y sus tonalidades… si te fijas, cuando vemos a lo lejos el horizonte se torna azul, borroso, perdido, pero conforme te acercas, los objetos van tomando otras formas y colores más nítidos, más fuertes. Todo esto lo adquiero a través de la observación  y conforme ha pasado el tiempo creo que sí he visto que se fortalece este proceso y se enriquece de tal manera que voy construyendo un estilo propio.

Henhouse

¿Cómo defines tu proceso creativo?

J.P. Es algo que viene desde mi estado de ánimo totalmente. Yo sé que necesito estar contento y relajado para que surja la inspiración y la concentración. Parto de ahí, sino estoy en ese estado de ánimo, nada me sale. Y además, ya tengo mis días donde estoy más relajado y esos son los que me lanzo sobre el lienzo y ahí me dejo ser y no dejo de pintar. Y como te lo platico desde hace rato, la observación de imágenes y de espacios reales también me hace crear mis propias composiciones. A partir de ahí comienzo a imaginar y a plasmar en el lienzo lo que ya construí mentalmente. Tomo los elementos más sobresalientes del espacio que me interesa, interpreto las tonalidades y ejecuto la pintura.

Puppy run over

¿Estas satisfecho con lo que has conseguido hasta ahora?

J.P. Sí, veo que estoy más en la mira, gente que se acerca, seguidores en redes sociales, estoy en un estado de expansión, me estoy dando a conocer. El libro al que me invitó a participar Rafael Saenz Félix es un ejemplo de ello, ya que estoy compartiendo espacio con más pintores que muchos de ellos ya tienen más trayectoria pero ahí está también una obra mia. Y en cuanto a exposiciones, después de esta que tendrá lugar en el Carlton, la trasladaremos a Mazamitla, en una galería-vinoteca. La misma expo pero allá, en este espacio. Ahí estará 15 días. Y la misma consultoría que me invitó a exponer aquí en la galería del hotel, considera que más adelante haga una exposición de marinas en Puerto Vallarta. Ahí les presentaré una propuesta exclusiva de marinas para hacer una expo allá.

Night over the river

¿Qué sigue en tu camino como pintor?

J.P. Quiero seguir experimentando con otros formatos, llevar mis obras a tamaños más grandes. Lo común que hago son cuadros de 30 x 40 centímetros, pero quiero experimentar con el gran formato y continuar expresándome, imprimir mi onda, desde esta idea de que no no te compliques, que la belleza ahí está y a partir de esto que pienso lo reflejo en mi obra. Me gustaría también tener una pequeña academia de pintura bajo la premisa de que quienes se acerquen a mis clases, hagan su propio estilo, mientras yo les proporciono ciertas técnicas, que ellos generen su propia firme de la manera más libre posible y sin una fórmula específica e impuesta.

View to El Mirador in autumm
Portrait of a slice of pizza
Country Sunrise
Portrait of a double meat burger
Heading to heaven

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here