Fotograma de la película

Mauricio Aznar Müller fue un músico español de la región de Aragón, líder de distintas bandas dentro de la cuales, la más famosa fue Más Birras y uno de sus mayores éxitos profesionales fue el “cover”, la versión que de una de sus canciones: “Apuesta por el Rock and Roll” hicieran los Héroes de Silencio, banda que alcanzara la fama internacional.

Sobre una parte de la vida de este atormentado músico va la trama de la película La estrella azul que pasó con gran éxito el Festival más importante de España, en cuanto a cine se refiere, el Festival de San Sebastián, y que fue parte de la Sección Oficial del Festival de cine europeo de Sevilla.

La película nos muestra el encuentro de Mauricio con el “nuevo mundo” y cómo llega a apreciar la música que allí se hace, en particular la música del norte de Argentina, y posteriormente, su cultura y a su gente.

Javier Macipe. Foto: Eduardo Aragón

Basada en hechos reales la historia muestra como Aznar poco a poco se sumerge en la vida diaria de Santiago del Estero y convive con la familia Carabajal famosos por su interpretación y composición de chacareras, zambas y vidalas.

Al principio, me pareció que la película tenía intenciones de reflejar una superioridad moral europea, hay 2 o 3 escenas que así lo demuestran claramente. Luego entendí que probablemente eran hechos reales que le daban todo el respaldo a estos pretendidos aires de superioridad que al principio marcan la película; y que se hace en el ánimo de enaltecer la figura del extinto músico. Y que como el mismo director lo menciona su intención no era trascender a lo colectivo, el sólo quería narrar la historia de individuos, de dos músicos: de Mauricio y la familia Carabajal, nunca se planteó la idea de trascender hacía lo colectivo hacía las relaciones entre los pueblos.

Por esta circunstancias, también pareciera que el director logra reflejar la mente y la figura de Mauricio, mucho mejor de lo que él mismo la llega a entender. Porque el personaje Mauricio da la impresión de que si quiere trascender las fronteras de lo individual, de sus relaciones con la familia Carabajal hacía lo social, a lo colectivo, a las relaciones entre los pueblos. Parece que el personaje de Mauricio articulado por el propio Javier Macipe va más allá de lo que el director hubiese querido.

Fotograma de la película

Hay una escena donde Aznar busca espacios en España, en concreto en Zaragoza, para hacer una gira con los músicos argentinos y al enfrentarse a un burócrata que propone un lugar pequeño para el evento, Aznar —es el personaje el que rebasa las intenciones del director/guionista—, a través de la dialéctica, deja ver lo que parece una clara visión de trascender de lo individual a lo colectivo, de las músicas de 2 individuos a la cultura de dos pueblos, de la amistad de dos familias a la amistad de dos “naciones”.

Y decimos que el personaje rebasa al director porque cuando le pregunté a Macipe si había tenido un proceso intelectual (aprendizaje) y si su visión de los pueblos latinoamericanos había cambiado después de hacer el trabajo de campo en la Argentina, en la negada parte norte, donde todavía habitan los argentinos de ascendencia indígena que son poco visibles en la propia Argentina y que muchos argentinos blancos niegan, empezando por su expresidente Fernández. Me dijo que no, que su forma de ver la cosas no cambió, que no aprendió nada, que obviamente sí fue testigo de otra forma de vivir, de otras costumbres, pero nunca fue su intención hablar de las relaciones entre dos naciones o dos pueblos, que él quiso narrar la historia de Mauricio con la familia Carabajal centrándose en la música. La música como el elemento central. “No lo vi como una experiencia entre 2 países…”, me respondió el director.

Tardé mucho en entender lo que había pasado, porque la respuesta del director se contrapone a lo que se ve en la película, es por eso que la única explicación que encuentro es que Mauricio pudo ir más allá de las pretensiones del propio director.

Foto: Eduardo Aragón

Por eso, a pesar de que el director no entendió, al parecer, el verdadero legado fraternalista que Mauricio Aznar pretendía, que va más allá de la música (el hermanamiento de dos pueblos, de dos culturas), y que trata de explicar a aquel burócrata municipal que igual que Macipe no lo comprenden; por alguna razón, aunque el director no lo capta, sí que pudo reflejar a ese verdadero Mauricio en su película, lo que vuelve su relato en algo mucho más interesante que la historia de las vivencias de dos músicos y no es que sea poca cosa, la música de los Carabajal es de verdad bella, pero no mata la belleza de la fraternidad de los pueblos.

¿Cómo entender la música sin la cultura y cómo entender la cultura sin sus pueblos? ¿Cómo centrar la película en la música sin hablar de los pueblos que la producen?

Mauricio Aznar entendió que no era posible, el burócrata y el director de la película no. Aun así, la película puede reflejarlo, a pesar del director. El personaje rebasa al director. Y esto tiene una explicación y esa explicación es que el director no construyó al personaje, el personaje es o fue de carne y hueso, la gran virtud del director es respetar la esencia de las fuentes que consultó para desarrollar su personaje en la película.

La película es buena, los ronquidos en la sala de cine de un hombre al momento de la proyección me hacen pensar que a lo mejor empieza un poco lento, aunque honestamente no lo creo.

La única parte que a mi juicio es negativa son las inserciones de lo que se conoce como meta cine, que a mi juicio le quitan arte a la película, hacia el final de la misma. Cortando eso, creo que La Estrella Azul es una buena película que merece ser vista y Mauricio Aznar y sobre todo la familia Carabajal unos personajes de los que deberíamos averiguar más.

CARTEL

2 COMENTARIOS

  1. Querido Eduardo:

    He leído tu crítica, y me siento en el deber de responder, no en lo referente a tus apreciaciones de la película, que respeto por ser subjetivas, pero sí en lo referente a lo que comentas sobre mi respuesta a una pregunta en la rueda de prensa, porque creo que no se adecúa a la realidad. Me parece que has construido toda el texto en base a una interpretación de mi respuesta que no es lo que trasmití, o al menos lo que quise trasmitir.

    Por supuesto que toda la película habla de un hermanamiento entre los pueblos, de hecho, diría que mi motivación principal para contar esta historia, no es en absoluto hacer una oda a un personaje particular, sino hablar de la trascendencia de sus gestos de hermanamiento, que son los que universalizan su vida particular. De hecho en casi todas las entrevistas digo que La estrella azul no es un biopic, porque no me interesa lo biográfico, tanto como lo trascendente del viaje de esa persona casi anónima, que lo que hizo a tendido puentes que otros hemos cruzado.

    Obviamente todas las escenas, como la del currículum, que contienen ese mensaje, no las he escrito a pesar mio, sino con pleno conocimiento de la importancia de esos actos y de su sentido, en la película y fuera de ella. De hecho, esa es una escena (la del currículum) que pelee mucho con los productores para que formara parte del montaje final de la película, porque me parecía que es lo que hace due Mauricio sea merecedor de una película. El que me equipares con un personaje, como el del funcionario, me parece que roza el insulto, porque obviamente ese personaje representa todos los obstáculos en los que yo me he visto (Durante 10 años) para hacer esa película.

    El tono del texto, llega a hacer parecer que la película se haya hecho sola, a pesar de un director ignorante. Pero no solo ha sido importante esa relación fraternal entre los pueblos en el relato de la película, sino en la manera de hacer la película. La gente del equipo puede contarte la importancia que dimos a la convivencia y a la confraternización.

    No he viajado a Santiago 10 veces para hacer una biografía, he vivido allí para conocer e impregnarme de esa cultura, y no comunicarla como un turista. Y he hecho y estoy haciendo muchos gestos, con gran coste personal, para seguir la estela del viaje y el proyecto de Mauricio. No puedes imaginar cuanto conjuro mi vida a ello.

    Si no recuerdo mal, lo que yo te respondí, es que para mí las películas, deben centrarse en los hechos y los retratos para que cada persona derive de esos hechos sus conclusiones, pero intentar que los conceptos estén por delante de los personajes, hace que las películas parezcan ilustraciones de las ideas del director, y para mi para eso son los ensayos y no las obras que pretenden ser artísticas.

    En cuanto a mi aprendizaje, yo no te dije que no aprendí nada. Recuerdo que respondí que yo centré mi aprendizaje en la música, y en la convivencia con personas concretas y que a través de la música y el encuentro aprendí muchas cosas, pero intentando siempre que lo humano estuviera por delante de lo conceptual. Recuerdo que dije también que para mi fue un gran aprendizaje el aprender a vivir en presente. Y dije también que normalmente no me gusta generalizar, y que por ejemplo, un español del norte es muy diferente del de el sur, y lo mismo ocurre con el argentino, y por tanto tampoco quiero decir que mi película trate de las relaciones entre españa y argentina, porque eso supone una generalización muy grande. Pero eso no significa que el viaje de esta película no haya sido el mayor aprendizaje de mi vida, el más trasformador, en el contacto con personas muy sabias, que tienen muchas virtudes que yo no tengo, que ahora tengo la suerte de atesorar entre mis mejores amigos.

    Nunca he respondido a una crítica, pero como no incorporas literalmente lo que yo respondí en la rueda de prensa, y porque precisamente aludes a lo que ha sido mi motivación más profunda al hacer esta película, necesito dar mi visión de los hechos.

    Muchas gracias
    un abrazo

    • Estimado Javier:

      Agradezco, pero principalmente me alegran leer las pertinentes aclaraciones que haces de mi texto y me alegran principalmente porque van en consonancia con el importantisimo mensaje de La Estrella Azul.

      Tu película fue una montaña rusa de emociones para mí, sobre todo por mis posturas políticas, bajas y altas con un resultado positivo; pero cuando recibí tu respuesta, honestamente te digo que no me cuadraba con lo que había visto en la pantalla, porque evidentemente vi a un personaje que iba más allá de lo había entendido con tu respuesta.

      Dadas las aclaraciones respecto de lo que tú mismo dijiste, no hay mucho que decir, es claro que no entendí correctamente lo que me quisiste decir, además de que no se trata de tomarse la razón o hacer polémica donde no habrá ningún provecho para la colectividad.

      Espero que sepas que no hay ninguna mala intención en lo escrito, si no todo lo contrario, creo que tienes un gran futuro como cineasta y sinceramente le deseo todo el éxito a Estrella Azul, pero principalmente a ti. Por último creo que este tipo de intercambio de ideas, desde la buena fe, sirven para llegar a la verdad y que siempre es necesario para nuestras comunidades.

      Abrazo y gracias a ti.
      : )

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí