Rastros y luces: Historias contra la desaparición es la muestra de documentales presentada por Ambulante, la cual aborda desde distintos títulos y miradas, el tema de la desaparición de personas en México. A este ciclo, lo acompañarán eventos digitales y en vivo con los colectivos, protagonistas y e involucrados en el tema. Estará disponible de mayo a septiembre del 2021. La muestra se planea cada quince días donde la audiencia podrá tener acceso a uno o dos documentales en este lapso, así como en Cinépolis Klic.

Volverte a ver, documental de Carolina Corral Paredes (México, 2020) es el que inaugura la muestra. En la película, vemos a madres de familia y familiares de personas desaparecidas que aprenden sobre labores forenses, estudian, generan estrategias, seguimiento y se involucran de lleno para participar en la exhumación de más de 200 cuerpos en el estado de Morelos.

Bajo la esperanza de encontrar a sus familiares, conforme avanza la película nos damos cuenta no solamente del sufrimiento que aqueja a las madres y familiares. No sólo se expone el dolor por la ausencia, por la pérdida, por no saber dónde están sus desaparecidos, sino también se retrata la fortaleza, el coraje y la valentía con la que estas mujeres afrontan esta situación que por años ha cubierto con un halo gris todos los rincones del país.

“Nosotros estamos ya vacunados, con la manera protocolaria que usan los diputados y senadores, no nos ofenda con esos discursos, sería una señal importante que aún con toda la situación tensa y de reclamo que hay, entre usted una hora, sólo una hora a la fosa. Todo esto que nos pasa, la gente necesita vivirlo para entenderlo…las personas que están en una fosa, no huelen, saben, se lleva uno su sabor en el paladar”.

En Volverte a Ver queda clara la urgencia por encontrar soluciones reales para la búsqueda  de personas, también se pone de manifiesto el sistema fallido que tenemos en el país, la ausencia e ineficiencia de las autoridades y el juego sucio, la enredadera en esta gran madeja donde los límites entre la autoridad y el crimen organizado se desdibujan. Es un documental que cala hasta los huesos porque todas esas madres y familiares que no paran de buscar a sus desaparecidos nos dan lecciones de vida con cada acción que realizan.

Porque tienen una inteligencia emocional admirable para indagar y querer obtener respuestas en un contexto donde les han quitado todo. Se enfrentan a las autoridades que les quieren vender discursos baratos sobre lo que está sucediendo y es mediante el trabajo duro, la verdad y sus propias acciones que van tejiendo evidencias precisas y arman las respuestas que nadie parece tener. En un país donde los procesos se quedan encarpetados, donde las denuncias no ven la luz y donde se quiere seguir sosteniendo una estructura que hace mucho no despide más que vacío, indiferencia y terror.

“Como víctimas, nos tenemos que convertir casi en licenciados, en investigadores, en peritos, en lo que sea…»

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here