Boolay: la pantera guerrera, es un espectáculo que mezcla el teatro, la danza, la música y el video para crear una experiencia inmersiva en los espectadores. Cuenta la historia de una niña pantera que cansada de realizar las tareas que le son impuestas por su condición de género, orfandad y pobreza termina por invocar a la diosa Nakawé quien le revela que es la elegida para cumplir una antigua profecía: despertar a los guardianes del Fuego Sagrado antes que el malvado jaguar se apodere de él y cumpla la venganza de convertir el templo de la diosa y el mundo entero en cenizas.

La historia de Boolay y sus personajes está inspirada en la tercer raíz de la identidad mexicana: África, con mayor visibilidad en la Costa Chica de Guerrero y Veracruz, así como en Chiapas y Oaxaca, al igual que en las tradiciones de la cultura Wixárika y de su prima hermana, la cultura Cora, ambas constitutivas de la primer raíz; así, el viaje iniciático de Boolay que se narra en el espectáculo, cubre un basto territorio de México que se extiende por los estados de Guerrero, Jalisco, Nayarit, Zacatecas, Durango y San Luis Potosí; mientras que en los paisajes digitales que son proyectados durante el espectáculo, se rinde un homenaje a los artistas plásticos Gerardo Murillo, Dr. Atl (Jalisco), Manuel Felguérez (Zacatecas), Fermín Revueltas (Durango) y Vladimir Cora (Nayarit).

El desarrollo escénico y coreográfico de Boolay: la pantera guerrera está construido a partir de la rítmica poética del texto, proponiendo a las actrices-bailarinas y a los actores-bailarines “danzar” las palabras y “dramatizar” las frases empleando un lenguaje escénico que recuerda la concepción integral y abierta de las tradiciones orientales, así como el particular estilo de la coreógrafa y bailarina canadiense Crystal Pite.

También vale la pena resaltar el excepcional trabajo de diseño de personajes, realizado por la artista plástica Franzelia Barrios, el original y cuidado vestuario confeccionado por Alondra García, y desde luego la sugestiva pista musical y sonora realizado por Saúl Ledesma “El Muerto”, la cual mezcla ritmos del mundo y sonoridades étnicas con arreglos contemporáneos. El guion original y la dirección es de Luis Miguel Rodríguez, la producción de Claudia Herrera, la coreografía de Paola Contreras, la dramatización de Xésar Tena y la iluminación y dirección de visuales de Gustavo Domínguez.

El talento artístico de Boolay: la pantera guerrera está conformado por Sandra Rodríguez (Boolay), Judith Preciado y César Ibarra (Yumaris, los venados sagrados), Estefanía Lagos y Adriana Quinto (Tezka, el siniestro jaguar), Abelardo Ferré (Weechi, el olvidadizo armadillo), Miguel Cabrera (Kaan, la sibilina serpiente) y Nandhi Santana (Soot, el ancestral murciélago).

Boolay: la pantera guerrera es una apuesta por un mundo más justo, equitativo, abierto, igualitario y en paz; donde ya no sea necesario que una niña como nuestra protagonista tenga que gritar: “¡Harta estoy de ser Boolay! ¡Soy huérfana! ¡Soy negra! ¡Soy niña! ¡Soy pantera! ¿Por qué no nací jaguar?

La pantera guerrera es un proyecto escénico que contó con el estímulo del Sistema de Apoyo a la Creación y Proyectos Culturales para Niños y Jóvenes (Convocatoria 2019) del Fonca, así como con la coproducción del Conjunto Santander de Artes Escénicas de la Universidad de Guadalajara y la producción ejecutiva de la Asociación Civil Arte Escena Crisol.

Este espectáculo tendrá su temporada de estreno los Domingos 13, 20 y 27 de Marzo a las 17:00 h, en la Sala 2 del Conjunto Santander de Artes Escénicas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here