Mayra Batalla y Marya Membreño. Foto: Carlos González.

El pasado 6 de septiembre, en la Cineteca FICG de Guadalajara, se llevó a cabo la premier de la esperada cinta de Tatiana Huezo, la película aclamada en el Festival de Cannes, Noche de Fuego.

Con una breve presentación a los medios, en la alfombra roja estuvieron presentes la directora del Festival Internacional de Cine de Guadalajara, Estrella Araiza y las protagonistas de la cinta, Mayra Batalla y Marya Membreño.

Noche de fuego, el paso del documental a la ficción de la directora Tatiana Huezo, es una cinta que se basa en la novela de Prayers for the Stolen (Ladydi en español) de la escritora méxico-estadounidense Jennifer Clement, que nos narra lo difícil que es ser mujer, en muchos de los pueblos de México que son controlados por el narcotráfico.

Marya Membreño y Mayra Batalla. Foto: Carlos Glz.

Aunque en la novela de Clement se ubica en un pueblo cercano a Acapulco, Guerrero, la película fue filmada en un pueblo de la Sierra Gorda de Querétaro, llamado Neblinas. Lugares diferentes, pero sumergidos en similares condiciones geográficas, sociales y económicas. En estos lugares, las niñas se tienen que “disfrazar” de niños y esconderse en hoyos cavados con sus propias manos, para ser secuestradas por los narcos.

Una historia cruel, pero llevada a la pantalla de una forma hermosa por Tatiana Huezo, que nos dejó muestras de sus dotes de documentalista, por un lado, con bellos y espectaculares planos y encuadres de la naturaleza, y por otro, con imágenes de la pobreza y miseria en la que se desarrolla la inocencia y cómo se educa a la niñez en estos lugares.

Al finalizar la cinta, tanto Mayra Batalla (la mamá Rita) y Marya Membreño (Ana, hija), quienes se llevaron sonoros aplausos por los asistentes a la sala Guillermo del Toro, contestaron algunas preguntas.

Mayra Batalla. Foto: Carlos Glz.

Mayra Batalla, actriz de más experiencia tanto en cine, televisión y en especial, en teatro, fue la primera en contestar a las preguntas. Nos platicó un poco sobre cómo se identificó con su papel: “Me llevó a un recorrido de mis referentes de la maternidad, de las mujeres de las que yo vengo, pues soy de Álamo Veracruz, en donde historias como ésta, son normales”.

Abundó sobre el caso de la maternidad. “También con estas ideas de lo qué es el amor y la protección, que pareciera que es todo lo contrario, pasar por encima de tu hija, en este caso, para protegerla, ese es el infierno en el que está todo el tiempo ‘Rita’, también de estas maneras en las que entendemos el amor que tiene que ver con aleccionar por miedo de hacer sentir mal a tu hijo, fue algo que me explotó la cabeza cuando la estábamos haciendo –la película- porque me di cuenta ahí cómo había aprendido yo a cuidar, cómo aprendí a que me cuidaran, me enfrento al machismo con el que crecí. Definitivamente es un personaje que me costó mucho”.

Marya Membreño. Foto: Carlos Glz.

En el caso de Marya Membreño, muy joven, con algo de nerviosismo, pero con mucha sencillez y carisma, nos relató el cómo fue para ella participar en una película, y lo difícil que fue, pues no había guión, nos platicó cómo conoció a Mayra, quien haría el papel de su madre, a las niñas y a las otras actrices adolescentes con las que tuvo que convivir hasta convertirse en casi hermanas, cosa que se pudo plasmar en las escenas de la película. También, con mucha seriedad y cierta elocuencia, nos platicó sobre su tía desparecida, tema del que trata un trabajo anterior de Tatiana Huezo, el documental Tempestad, por lo que Marya comentó, supo identificarse con el papel que tenía que realizar en la película, provocando con esto los aplausos del público.

Noche de Fuego tendrá su estreno en salas comerciales este 16 de septiembre para, posteriormente, llegar al catálogo de Netflix.

Estrella Araiza (directora del FICG), Marya Membreño y Mayra Batalla. Foto: Carlos Glz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here